Remolacha para producir bioetanol en la UE

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Para producir biocombustibles se pueden usar diversos cultivos o desechos. La Universidad Loyola Andalucía ha decidido investigar la remolacha, un cultivo que puede resultar rentable, según los investigadores, si se destina a la producción de bioetanol. Al menos, con el precio de la gasolina a los precios actuales o superiores (no habrá que esperar mucho).

La universidad señala, en una nota de prensa publicada, que, según los autores de la investigación, la mayoría de las explotaciones de remolacha ofrecen una baja eficiencia, por lo que no resultan un cultivo atractivo para los agricultores. Hay que invertir en las semillas, en fertilizantes, en abonos. El estudio aconseja reducir la inversión en este tipo de gastos para mejorar los resultados de las explotaciones.

El estudio ha sido elaborado por los profesores Pedro Pablo Pérez, José Manuel Martín y Melania Salazar, y publicado en la revista Energy Policy. En la Unión Europea, según Salazar, profesora de Economía Aplicada, existe una gran incertidumbre sobre el futuro del cultivo de la remolacha. En especial, en España. Por tanto, los biocombustibles pueden considerarse como un mercado alternativo. Los investigadores aseguran que el 30% del bioetanol producido en la Unión Europea se elabora a partir de la remolacha, que, en su mayor parte, es importada, ya que se ha reducido su cultivo en Europa desde la reforma de la PAC (Política Agrícola Común) de 2006.

Cultivo para alimentos


Se podría objetar que no se deberían usar cultivos de alimentos para producir biocombustibles. Sin embargo, si se tienen en cuenta la realidad política y legislativa de Europa, quizá no sea mala idea apostar por este tipo de desarrollo de la agricultura.

La utilización de remolacha azucarera en la producción de bioetanol puede, así, abrir nuevas posibilidades para los agricultores que quieran apoyar este cultivo. Se conseguiría, además, reducir la dependencia de carburantes fósiles.

Por último, además de la rentabilidad económica del cultivo, se conseguirían los beneficios ambientales. Si la Unión Europea quiere impulsar el uso de la bioenergía para lograr el objetivo marcado por la estrategia 20-20-20, la remolacha destinada a biocombustible podría ser una buena opción para mejorar la eficiencia y la rentabilidad de las explotaciones agrícolas.

2 comentarios

  1. En la Patagonia Argentina estamos analizando la posibilidad de cultivar remolacha azucarera para producir bioetanol combustible en forma industrial. Nos interesaría tener mayor información acerca de la situación actual y las perspectivas en Europa en general y España en particular. Aparte de las ventajas ambientales, otra que vemos en este cultivo es que no implicaría afectar precios de alimentos básicos, como sí ocurre con el maíz y la caña como materias primas. Además, como necesita rotaciones, puede compartir espacios y tiempos con cultivos más tradicionales, mejorando la rentabilidad de los agricultores en las amplias zonas con riego actual y potencial de la región. Muchas gracias

  2. Me interesa el tema de la remolacha azucarera para producir bioetanol. La zona de cultivo sería en la Provincia de Neuquén, o sea en la zona norte de la Patagonia. Tenemos Refinerías de Petróleo que se abastecen de bioetanol de Provincias alejadas. Su concreción ayudaría a mitigar la falta de trabajo en la zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *