Desalinizadoras solares en Túnez


Conergy y la empresa Bonna están planificando y desarrollando la ingeniería de un sistema fotovoltaico para que genere la energía necesaria para desalar agua de mar en Túnez. La instalación contará con una potencia de 210 kW y producirá energía para generar 1,8 millones de litros de agua potable. Energía limpia y renovable para proporcionar a la población un recurso básico.

El sistema de placas solares fotovoltaicas ocupa 4.000 metros cuadrados y se financiará con una donación del Gobierno de Japón. Por su parte, la empresa Conergy ha sido subcontratada por su experiencia en el país: la desalinizadora solar puesta en marcha por el Instituto Tecnológico de Canarias contó con dicha empresa como socia colaboradora.

La instalación fotovoltaica se ha instalado en la región de Ben Guardane, en la provincia de Medenine, en el sureste del país, una zona desértica. La desalinizadora fue inaugurada en noviembre de 2012. En febrero de 2013 se han acabado las obras de construcción del sistema fotovoltaico, que se conectará en marzo a la red y cubrirá el 70% de las necesidades energéticas de la planta.

El sistema fotovoltaico se ha diseñado para propiciar el autoconsumo instantáneo de la energía necesario para tratar el agua y convertirla en potable. El proveedor local de agua, Sonede, usará el cien por cien de la electricidad para eliminar la sal del agua de mar, produciendo 1,8 millones de litros de agua potable, suficiente como para abastecer a toda la población de la región de Ben Guardane.

Oriente Medio y el Norte de África, mercados emergentes para la solar


Para la empresas solar Conergy, Oriente Medio y el norte de África son en mercado emergente con mucho futuro para desarrollar la energía solar fotovoltaica. En especial, porque recibe un nivel de irradiación solar altísimo. Algunos previsiones calculan un potencial para instalar hasta 7 GW para el año 2020 y unos 37 GW para el año 2030.

Dentro de la región, Túnez es uno de los países que más apuesta por este tipo de energía, realizando inversiones y facilitando el desarrollo de instalaciones. Algunos estudios prevén que el mercado tunecino alcance los 200 MW en 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *