El sector químico y la cogeneración


Con la cogeneración se produce energía eléctrica y energía térmica útil (vapor y agua caliente sanitaria). La importancia de la cogeneración radica en que se trata de un sistema de gran eficiencia energética. Si, además, también produce frío, el proceso se denomina trigeneración.

Las empresas del sector químico que tienen negocios en España aportan, a través de la cogeneración de energía, más de 1.400 MW de potencia eléctrica instalada. Presentan, así mismo, un enorme potencial de desarrollo: se calcula que podrían aumentar su producción en un 58%. El sector químico consume un 12,5% del consumo total de electricidad de la industria del país.

El sector químico logra producir mediante cogeneración el 42% de la electricidad que demandan este sector industrial. Transforma el 50% de los combustibles que emplea, que, en un 82%, es gas natural. Usa, para ello, diferentes tecnologías cogeneradoras, entre las que destaca la presencia de turbomáquinas y motores de combustión interna.

La cogeneración que produce la industria química permite un rendimiento energético superior al 75%. Esto supone un ahorro, cada año, de más de 2 millones de toneladas de emisiones de dióxido de carbono. De los 12,4 TWh de electricidad consumida por el sector, 5,3 TWh son producidos mediante cogeneración.

El sector químico aumentó el pasado año 2010 su producción un 6,2%, mientras que su cifra de negocio aumentó un 11,4%. Estos datos parecen confirmar que el sector comienza a superar la crisis. Este sector reclama un modelo económico basado en la internacionalización y un plan para atraer inversiones productivas. La eficiencia energética aumenta, en este sentido, la competitividad industrial y evita la deslocalización de la industria.

Para la cogeneración, el gas natural es el combustible más utilizado, con un 82% del consumo del sector químico. Las plantas de cogeneración aportan energía a precio competitivo. Pero aún pueden aumentar un 58% su producción.

La cogeneración es esencial para alcanzar los objetivos de eficiencia energética y ahorro de emisiones de CO2. Ahorra, en España, 1,5 millones de toneladas equivalentes de petróleo, reduce un 3,2% las emisiones de gases de efecto invernadero y genera significativos ahorros en los costes de la red.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *