Los barcos fabricarán su propio hidrógeno para usarlo como combustible

barcos
Llegan nuevos avances para hacer los barcos más sostenibles. Las últimas novedades vienen de la mano de la empresa finlandesa Wärtsilä Oyj, ya que se ha asociado con otras compañías con el fin de que los buques puedan producir in situ el hidrógeno para ser utilizado como combustible.

La iniciativa

Esta línea es en la que está trabajando esta compañía junto con ABB y Helbio, entre otras, con el fin de ofrecer una solución de hidrógeno como combustible para buques. El objetivo asimismo también es disponer de una solución que sea escalable y sostenible y que se pueda llevar a bordo.

De este modo, se pretende superar el objetivo de reducir en un 70% en el horizonte del año 2050 la intensidad de carbono sin necesidad de realizar infraestructuras y acometer grandes inversiones. Este porcentaje es la pauta marcada por la Organización Marítima Internacional (OMI).

La solución propuesta es mucho más viable que otras y en período mucho más rápido. La clave está en que el hidrógeno se produce directamente a bordo y se emplea allí el gas junto con el gas natural licuado (GNL). Con este sistema se superan las dificultades actuales de producción, distribución y almacenamiento de hidrógeno a bordo, lo que mermaba el interés de las embarcaciones para usarlo como combustible marino.

barcos
Según explica desde la empresa, sus motores de gas ya pueden utilizar mezclas de hidrógeno y gas natural licuado. Los próximos pasos son alcanzar el 100% de combustible de hidrógeno.

Cómo funciona

El consorcio de empresas basa esta iniciativa en la combinación de GNL con vapor para producir hidrógeno y dióxido de carbono. El hidrógeno obtenido, es decir el hidrógeno azul, se empleará directamente en una mezcla con gas natural en motores de combustión interna (ICE) o en pilas de combustible para eliminar la necesidad de almacenar hidrógeno a bordo.

El CO2 se licuará usando la corriente criogénica de GNL y, posteriormente, se eliminará en tierra. Cabe reseñar que, por ejemplo, los petroleros pueden emplear el CO2 almacenado como gas inerte durante la descarga. Además, el equipo necesario para todo este proceso es posible instalarlo en la cubierta de cualquier buque comercial.

Artículos relacionados:

El hidrógeno verde puede hacer sostenible el transporte marítimo internacional

Nuevos pasos para impulsar el tren de hidrógeno renovable

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.