El Solar Impulse llega a Sevilla tras atravesar el Atlántico

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Solar Impulse Sevilla
Un nuevo reto superado. El Solar Impulse 2 ha vencido el Atlántico y, después de atravesarlo, aterrizó en Sevilla. Fue hace un par de semanas, y ahora está pendiente de que se den las condiciones necesarias para volver a despegar, con el objetivo de regresar a Abu Dabi y, con ello, culminar su vuelta al mundo.

El avión monoplaza pilotado por Bertrand Piccard culminó su pequeña gran hazaña tras despegar en Nueva York y, tras un par de días, con sus respectivas noches, aterrizar en la capital andaluza.

Vuela día y noche solo con energía solar

Más allá del reto que esta aventura supone a nivel tecnológico, la intención de André Borschberg y Bertrand Piccard, los pilotos que van alternándose e impulsores de esta iniciativa es decir bien alto y claro al mundo la importancia que tiene dar una oportunidad a las energías verdes.

Ellos predican con el ejemplo, proponiéndose llevar a cabo esta vuelta al mundo con un avión que cuenta miles de células solares como su única fuente de combustible, viajando día y noche impulsados por energía solar.

La ruta del Solar Impulse 2

La vuelta al mundo del Solar Impulse 2 comenzó en marzo de 2015 en Abu Dabi, la capital de los Emiratos Árabes Unidos. Desde allí voló hacia Omán, prosiguió su ruta por India, Birmania, China, Japón y Estados Unidos, donde aterrizó en las islas Hawái.

Lo hizo el 3 de julio de 2015, y no pudo retomar el viaje por problemas técnicos surgidos a consecuencia de unas averías que sufrió anteriormente. Una vez estuvo listo, casi un año después, comenzó su siguiente etapa.

Voló hasta San Francisco, y después a Nueva York, concretamente el 11 de junio, y desde allí despegó rumbo a Sevilla. Un vuelo transoceánico que culminó con éxito, y desde donde prevé proseguir su recorrido con el objetivo de cerrar su vuelta al mundo.

Desde Sevilla volará entre el 10 y 11 de julio, según permita la climatología. Si esa “ventana meteorológica para un potencial despegue” permite que alce el vuelo, partirá rumbo a Egipto, quemando nuevas etapas, en busca de culminar su gran sueño: aterrizar de nuevo en Abu Dabi para, entonces sí, poder celebrar su particular vuelta al mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *