En España, de nuevo se podrá conducir a 120 km/h

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


No hace ni cuatro meses que entró en vigor la limitación de la velocidad por las autopistas y las autovías españolas a 110 km/h y el Gobierno de España ya la va a derogar. La razón fundamental para imponer la medida fue el ahorro de petróleo que iba a suponer y, por tanto, también de reducción del déficit público. Pero, además, se conseguían otras ventajas, como una menor contaminación de la atmósfera y una reducción de los accidentes de tráfico.

Pero, a pesar de todas estas ventajas, desde el 1 de julio se volverá a establecer el límite en 120 km/h, tal como estaba hace cuatro meses. El recorte de esos 10 km/h ha ahorrado 450 millones de euros el Estado. ¿Es que ya no quieren ahorrar más? ¿Es suficiente ahorro energético, sobre todo, cuando se trata de una energía sucia?

Aunque desde el Ejecutivo siempre se señaló que la medida iba a ser transitoria, pocos esperaban que durara tan poco. Desde el Gobierno dicen que el precio de barril de crudo ha bajado y que la Agencia Internacional de la Energía prevé que no se produzca una escala alcista de los precios en los próximos meses. Pero, ¿y si se equivocan? Y, en todo caso, ¿no se ahorraría igual, tanto petróleo como dinero?

Es más, el propio vicepresidente primero del Gobierno ha reconocido que, durante estos cuatro meses, “la medida ha funcionado”. Es decir, que derogan una medida que reconocen como beneficiosa. No hay quien lo entienda. Cada conductor ahorraba dinero con la medida, se contaminaba menos y los riesgos de un accidente eran menores. Según Pérez Rubalcaba, se ha creado una conciencia colectiva sobre la necesidad de ahorrar energía y ser más cautos en la carretera. Una prueba más de que la clase política no conoce a los ciudadanos que gobierna: está claro que Rubalcaba no conoce a los españoles.

Las asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico, por su parte, han pedido que se mantenga la medida, aunque sólo sea por reducir la siniestralidad en las carreteras, pero tampoco ha sido un argumento con suficiente peso. Ni la economía, ni el medio ambiente, ni la seguridad vial han valido para no derogar la ley. ¿Por qué? Porque sí.

Hay que señalar que algunos dirigentes del PSOE, como Hugo Morán, secretario de Medio Ambiente del partido gobernante, sí han defendido que se mantuviera la polémica medida. “El país ahorra energía, se disminuyen las emisiones y mejora la siniestralidad. En mi opinión, en términos de interés conjunto, esos factores pesan más que los favorables a volver a 120”, ha declarado Morán. También Jesús Caldera, responsable del programa electoral del PSOE, era de esa opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *