España cuenta con un gran potencial para generar energía a partir de la biomasa que no aprovecha

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Alemania y España quieren mejorar la eficiencia de la biomasa a la hora de producir energía. Para ello, expertos del sector de ambos países se han reunido en un evento organizado por la Cámara de Comercio Alemana para España. En los dos países europeos se está apostando, en los últimos tiempos, por esta energía renovable.

Alemania es el mayor consumidor de biomasa con fines energéticos de la Unión Europea. Por tanto, se puede aprender mucho de su experiencia. La biomasa produce beneficios sociales, ambientales y económicos. En cuanto a las emisiones de carbono, hay un debate sobre si la emisión es cero o baja. En cualquier caso, es una opción mejor que los combustibles fósiles o la nuclear.

Las emisiones de dióxido de carbono (CO2) cuando se genera energía a partir de biomasa depende del tipo de biomasa que se use. La mejor alternativa es usar residuos forestales y agrícolas, ya que, de este modo, se aprovecha un desecho. Precisamente ese asunto se ha comentado en la Cámara de Comercio Alemana para España, en la jornada “¿Cómo generar empleo y energía a través de los residuos? La respuesta es biomasa”.

Gracias a su experiencia, Alemania es un país con empresas con tecnología puntera para el aprovechamiento de la biomasa. Este sector ha creado unos 130.000 empleos y alcanzó una cifra de negocio de más de 12.000 millones de euros en 2011. Empresas españolas aprovecharán el evento para aprender de la experiencia del sector de la biomasa alemán.

Almacenamiento de carbono

La Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom), uno de los participantes de la jornada, asegura que hay un ciclo de carbono cerrado en la bioenergía. Ésta puede tener un impacto negativo o positivo en las reservas de carbono terrestres. Pero algunos trabajos científicos no han evaluado suficientemente la gestión sostenible que se hace de las materias primas y las cosechas destinadas a producir energía ni el papel positivo que la biomasa puede desempeñar para asegurar bosques sanos y productivos. Hay que analizar el sector en todos sus aspectos.

España es el tercer país de la Unión Europea por su potencial en biomasa. Sin embargo, apenas se aprovecha. Tan sólo un 36,5%, lejos de la media europea, que está en el 69%. Entre otros beneficios, si se apuesta por la biomasa se conseguiría almacenar carbono. Según la FAO, la cantidad de carbono almacenado en las masas forestales en Europa aumentó un 26% en los últimos veinte años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *