En febrero, récord de producción eólica en España


En España, la energía eólica ha batido su propio récord en febrero. Ha sido el mes que más electricidad ha producido en toda su historia. La producción total ha sido de 4.890 GWh. Según datos provisionales de Red Eléctrica de España (REE), ha sido la tercera tecnología del sistema, tras el carbón y la nuclear. Esto supone que se ha cubierto con energía eólica un 21,7% de la demanda. Con tal producción eólica, se podría cubrir el consumo eléctrico mensual de un país como Portugal.

Si un dato como éste siempre es una buena noticia porque se está produciendo y gastando energía limpia y renovable, en el momento actual lo es por partida doble, pues el precio del barril de crudo Brent está a punto de alcanzar máximos históricos. Un aerogenerador español de 2 MW genera la energía equivalente a 7.000 barriles en un año (en 2011, el barril de petróleo importado le costó a España una media de 78 euros).

Por otra parte, la balanza comercial con el exterior también mejora con una mayor producción eólica. Gracias a este tipo de energía, en febrero de 2012 se han evitado transferencias de rentas al extranjero por valor de unos 260 millones de euros, al evitar importaciones de combustibles fósiles y, también, emisiones de dióxido de carbono (CO2). En total, la eólica evitó la emisión de 1,8 millones de toneladas de CO2 en febrero, el equivalente a plantar casi un millón de árboles.

Durante la primera quincena de febrero, tuvo lugar la terrible ola de frío en Europa. La eólica, que desplaza en el mercado eléctrico a tecnologías más caras que utilizan combustibles fósiles, contribuyó a mantener el precio medio de la electricidad en España muy por debajo del de otros países europeos. Si en las dos primeras semanas del mes el coste medio del mercado de electricidad español fue de 51 €/MWh, en Francia, por ejemplo, fue de 105 €/MWh. Además, durante la primera quincena la cobertura media de la demanda con eólica alcanzó el 28,9%, más de un cuarto del total.

El sector eólico da empleo en España a más de 30.000 personas, exporta tecnología por más de 2.000 millones de euros anuales y evita importaciones de combustibles fósiles por unos 2.000 millones, con lo que contribuye a frenar el déficit por cuenta corriente. La suma de todos estos factores compensa con creces los incentivos que recibe. Se calcula que aporta tres euros a la economía por cada uno que recibe. Hay que replantearse las ayudas al sector de las renovables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *