España pierde eficiencia energética

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


A pesar de las innovaciones tecnológicas y a pesar de la inversión en renovables, España no es más eficiente en el uso de la energía. Esto demuestra un problema cultural, porque ser más eficientes es cosa de todos. Según datos del IDAE (Instituto por la Diversificación y el Ahorro de la Energía), España ha perdido posiciones en el ránking de las industrias más eficientes, desde le punto de vista energético, dentro de la Unión Europea.

En 1991. España se situaba por encima de la media de los países de la Unión Europea. Ahora, en 2011, España se sitúa, no sólo por debajo de la media, sino por debajo de países con un sector industrial menos desarrollado que el país mediterráneo y con un menor PIB.

La intensidad energética (cantidad de energía necesaria para producir una unidad de PIB) ha bajado en España 14,6 puntos entre los años 2000 y 2010. A pesar de esto, se está muy lejos de ser eficientes, al menos, según el Informe de la Subcomisión parlamentaria de Análisis de la Estrategia Energética Española para los próximos 25 años, un documento que señala que, en 2010, para producir la misma cantidad de PIB, España consumía un 24% más que la media de los países de la UE15 y un 12% más que la media de los países de la UE27.

Por otra parte, según datos del Ministerio de Industria, la intensidad energética primaria ha crecido un 1,6% entre junio de 2010 y junio de 2011. Esto significa que España sigue lejos de la convergencia europea (ni siquiera con la UE27). En resumen, en 1991, España era más eficiente energéticamente que la media de los países de la UE15, pero, veinte años después, la eficiencia energética española no sólo ha caído por debajo de la media de la UE15, sino también de la media de la UE27.

Para revertir esta situación, el IDAE ha lnazado el proyecto “Impulsando pymes”, para financiar mejoras en la eficiencia energética. Hay programas concretos de renovables: Biomcasa (biomasa), Geotcasa (energía geotérmica), Solcasa (instalaciones solares térmicas) y GIT (grandes instalaciones térmicas).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *