Gestión inteligente de la energía a través de Smart Grids

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El Instituto Tecnológico de la Energía (ITE) está desarrollando, en colaboración con las principales compañías eléctricas españolas, un proyecto de Smart Grids (redes inteligentes) con el objetivo de mejorar la eficacia de todos los sistemas involucrados en la red eléctrica. Dicha mejora permitirá ahorrar costes relacionados con las instalaciones eléctricas y favorecerá un uso más responsable de los equipos en los hogares. Finalmente, todo ello se verá reflejado en una menor factura de la luz.

Se trata del Proyecto Price (Proyecto Conjunto de Redes Inteligentes en el Corredor de Henares), que cuenta con un presupuesto de más de 34 millones de euros. El principal objetivo será trasladar los consumos eléctricos de las horas del día donde existe una mayor demanda de electricidad (horas pico) a los momentos donde los consumos son muy bajos (horas valle) para disminuir los costes del sistema.

Gestionar la demanda de energía hace posible que se aproveche mejor la que procede de fuentes renovables, que no puede ser almacenada y se debe consumir al instante. Es el caso de la eólica o la solar. Si no se desperdicia la energía que se produce, se beneficia al medio ambiente.

El modelo de gestión de los consumos estará adaptado a las necesidades de los clientes y dispondrá de un dispositivo de visualización que permitirá al usuario interactuar con el equipo de control y medida.

Otro de la iniciativas del proyecto es impulsar el uso del vehículo eléctrico a través de un modelo de control centralizado, de modo que su introducción no suponga un riesgo para la estabilidad de la propia red. A este respecto, el ITE participa en el desarrollo de un programa informático para planificar la recarga del vehículo eléctrico en el hogar.

El ITE está trabajando en la realización de la arquitectura y modelos de gestión de la demanda, desarrollando un sistema de monitorización y gestión del consumo eléctrico para los clientes domésticos, que permita visualizar éste en viviendas. Así, el cliente podrá analizar sus hábitos de consumo y modificarlos en función del precio de la energía en cada momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *