Grandes pérdidas de la industria china de paneles solares por la debacle de los precios a nivel mundial


Los paneles solares made in China no están siendo un buen negocio para sus fabricantes, precisamente. En contraste con el fuerte crecimiento que experimentaron durante la última década, ahora están sufriendo grandes pérdidas como consecuencia de una fuerte caída de los precios de más del cincuenta por ciento.

La guerra de precios desatada en el sector, un auténtico colapso, amenaza a una industria en la que el país tenía depositadas sus mayores esperanzas de convertirlo en uno de los motores de un deseado liderazgo chino mundial en tecnología.

Así, los beneficios que hace unos años se dispararon ahora han sido sustituidos por una depresión comercial que no parece tener fin. Muy al contrario, ahora más nubes negras amenazan la producción china de paneles solares. Vienen de Europa y de Estados Unidos, principales mercados solares del mundo, concretamente del actual contexto de crisis económica y, de cara a un futuro próximo, de las posibles previsiones de instaurar aranceles antidumping a los paneles solares de procedencia china.

La industria coreana es otro tremendo problema que dificulta a los chinos mantenerse competitivos, pues importantes empresas de aquel país, como por ejemplo Hyundai, ya están entrando en esta industria con fuertes inversiones.

De seguir así las cosas, y aunque las industrias más importantes no se irán a la quiebra, la energía solar ya puede ir despidiéndose de formar parte de la tríada de la industria estratégica emergente china, junto con la biotecnología y la industria aeroespacial.

Al tiempo, también hay que decir adiós al deseo de China de pasar de ser un país de bajos salarios y de trabajadores pésimamente pagados en mastodónticas fábricas a ser creadores de tecnología. Todo apunta a que habrá que renunciar a este sueño o buscar otra estrategia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *