Japón: eólica y solar para suplir la nuclear


Japón planea construir parques de energía solar y eólica para que, en los próximos cuatro años, produzcan más de dos mil megavatios (MW). Esta cantidad de energía es la que equivale a la producción de electricidad de dos reactores nucleares.

Según un estudio realizado por el diario económico Nikkei, en Japón hay actualmente en construcción más de 110 plantas solares con una capacidad de, al menos, 1.000 kilovatios cada una. En total, generarán más de 1,3 millones de kilovatios. Además, está prevista la construcción de unas veinte plantas eólicas con una capacidad total de unos 750.000 kilovatios.

Se espera que las instalaciones solares comiencen a operar en 2014, mientras que las eólicas lo harían hacia 2016. El coste total de construcción llegará a los 600.000 millones de yenes (unos 6.000 millones de euros).

En el año fiscal 2011, Japón produjo cerca de 800.000 kilovatios de energía solar y 2.500 megavatios de energía eólica, según datos del Ministerio de Economía, Comercio e Industria. En estos datos no se incluyen los paneles colocados en casas particulares.

Este incremento en proyectos de energía renovable viene propiciado por una ley que entró en vigor a finales de junio y que establece la obligación de que las grandes compañías eléctricas adquieran energía proveniente de fuentes renovables a precios preestablecidos. La puesta en marcha de la norma se produce en un momento en que el suministro energético de Japón atraviesa una delicada situación por la parada de sus reactores nucleares debido al accidente de Fukushima.

Fue precisamente el día del accidente, pocas horas antes del terremoto, cuando el Gabinete aprobó la ley de energías renovables, que sería ratificada por el Parlamento a finales de agosto. La crisis nuclear de Fukushima, la más grave desde Chernóbil, provocó la parada gradual de los cincuenta reactores nucleares del país para revisiones o pruebas de seguridad.

El 16 de junio el Gobierno dio la orden de reactivar dos de ellos, por primera vez desde la crisis, para hacer frente al incremento de la demanda eléctrica prevista para verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *