La cogeneración ayuda al sector industrial


En España, la Comunidad Autónoma Valenciana está apostando por el desarrollo de plantas de cogeneración en su plan de mejora de eficiencia energética. Ahorra con este tipo de plantas, según algunas estimaciones, unos 62 millones de euros al año, entre puro ahorro en el coste de la electricidad y el ahorro en derechos de emisión.

En toda la Comunidad Valenciana hay instaladas unas 185 instalaciones de cogeneración. Estas instalaciones suponen más de doscientos mil puestos de trabajo. En total, en la región se produce una potencia en cogeneración de más de 5.000 MW. En todo el Estado español se producen unos 6.000 MW con esta forma de energía.

La sede de Castellón de la asociación ASCER (Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos), uno de los sectores industriales con mayor importancia de la zona, acoge la Jornada “Cogeneración: aportando competitividad”. Allí se analizarán las ventajas de la cogeneración para la industria cerámica. En 2010, la cogeneración supuso el 12% de la demanda nacional de electricidad, mientras que en 2009 lo hizo en un 11%. Por tanto, se puede afirmar que se mantuvo estable frente a la crisis.

Las empresas que desarrollan la cogeneración en España pertenecen a sectores que aportan un 40% del PIB industrial (excluido el sector de la construcción) y crean 1,4 millones de empleos. Son industrias más competitivas, que no pierden posicionamiento en sus mercados, entre otras causas, por el empleo de la cogeneración para el ahorro de energía.

Además, la cogeneración es esencial para alcanzar los objetivos nacionales de eficiencia energética y ahorro de emisiones de dióxido de carbono. La cogeneración ahorra en España 1,5 millones de toneladas equivalentes de petróleo, lo que supone una reducción del 3,2% de las emisiones de gases de efecto invernadero. En definitiva, ventajas y beneficios para el bienestar y desarrollo sostenible del país. España tiene un potencial de desarrollo de la cogeneración de casi 25.000 MW. En los últimos años, Europa ha incrementado su cogeneración a un ritmo muy superior al español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *