Las energías eólica e hidráulica lideran la producción de electricidad

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La demanda española de electricidad se cubre preferentemente con dos tecnologías, la eólica y la hidráulica, con un peso en la producción total del 27 y del 15 por ciento, respectivamente.

¿Dos energías limpias son las principales, entonces? Vaya por delante que no puede decirse que la energía hidráulica sea ecológica, especialmente teniendo en cuenta su terrible impacto sobre los ecosistemas fluviales, y sobre todo al lado de la eólica. Aunque, siendo fieles a los hechos, ésta también tiene su impacto, como todas las energías, en realidad.

En fin, sea como fuere, lo cierto es que desde hace unos meses estas energías se han impuesto por varios motivos, como una climatología favorable (lluvias y viento) y el mismo sistema establecido para la venta de electricidad, que prima a la eólica y fotovoltáica por no ser almacenables.

Así, en los últimos meses, tres cuartas partes de la demanda han sido cubiertas con la eólica, la hidráulica y la nuclear, un trío privilegiado que ha supuesto el desplome de las centrales de carbón y de los ciclos combinados, los últimos en la lista para poder aportar sus megavatios.

Pujanza de la eólica

Al mismo tiempo, la eólica amenaza con desplazar a la nuclear como la principal fuente de generación eléctrica, pues el pasado mes de marzo fue el quinto consecutivo en el que lideró la aportación al sistema.

La hidráulica, por su parte, también ha experimentado un fuerte crecimiento tras un descenso en el 2012 por la sequía de principios de año. Muy al contrario, lleva siete meses de alza continua gracias a las frecuentes lluvias.


Estos incrementos son la cara de la moneda, que en su cruz nos lleva a las centrales de carbón y los ciclos combinados, con una fuerte caída, que en el carbón ha sido del 21 por ciento del año pasado al 10 por ciento en el último trimestre y en los ciclos ha supuesto una caída del 15,9 al 9,2 por ciento como aportación en el mismo periodo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *