Las nuevos impuestos eléctricos fomentarán las energías renovables (o eso dicen)


Suena a música celestial que los nuevos tributos recaudados al sector eléctrico y al gas se vayan a destinar a las energías renovables o a políticas de eficiencia energética, según reza la Ley de medidas fiscales para la sostenibilidad energética, que ha sido recién aprobada por el Consejo de Ministros.

Sería genial, qué duda cabe, que los impuestos eléctricos sirvieran para costear primas de las renovables. Pero hay peros, por ejemplo los derivados de la práctica que se desarrolle dentro de ese marco normativo. No sabemos, por ejemplo, si esos nuevos impuestos encarecerán la factura de las eléctricas ni si, por ende, hará que éstas acabarán repercutiendo esa subida en el sufrido consumidor.

Si ocurriera algo así, las renovables se costearían en buena parte directamente del bolsillo de los ciudadanos, y esto acabaría dándole mayor protagonismo al gas como base del sistema eléctrico. Por lo tanto, el resultado sería opuesto al pretendido, al menos según la letra de la ley.

En fin, sea como fuere, lo único claro por ahora es que el borrador del anteproyecto de dicha Ley, aprobado el pasado viernes está pendiente de tramitación parlamentaria, y en él se establece que la recaudación de los tributos incluidos “se destinarán a financiar determinados costes del sistema eléctrico vinculados a fines de fomento de las energías renovables las primas que pagan los consumidores en la tarifa de acceso y de ahorro y eficiencia energética”.

En concreto, habrá tres nuevos impuestos especiales; un canon hidráulico; la modificación de los tipos impositivos del gas y el carbón y la eliminación de algunas exenciones al gasóleo y fuel para generar electricidad. Está previsto que la ley entre en vigor el 1 de enero de 2013, y en ella también se prevén primas a las renovables de más de 7.000 millones de euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *