Las subvenciones a las energías limpias compensan

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La industria de las energías renovables tiene un desafío: convencer a los Gobiernos y a los consumidores que deben desterrar de una vez por todas a los combustibles fósiles, al menos, en lo que respecta a la generación de electricidad.

Todos sabemos que este mundo se mueve por dinero y el sector de las energías renovables no puede ser una excepción. El coste de la energía afecta a hogares e industria, que es tanto como decir que afecta a la economía de cualquier país medianamente desarrollado. De hecho, cuanto más desarrollado, más le afectará. Así esta montado el chiringuito. A menudo se producen críticas por las subvenciones que reciben las energías que no contaminan y que no se van a agotar, como la eólica o la solar. Pero precisamente para eso son las ayudas del Estado. Si no, ¿para qué se pagan impuestos?

Lo que se necesitan son políticos valientes y con visión de futuro. ¡Hola! ¿Hay alguien ahí? Ya hemos visto como alguno de estos sectores, si no reciben subsidios de algún tipo, se estancan. Un claro ejemplo es la industria de la energía solar en España y otros países. Y eso conlleva pérdida de empleos y ralentización económica.

El Reino Unido va por ese mismo camino. Y, en Estados Unidos, los medios de comunicación hablan de la quiebra de Solyndra, un fabricante de paneles solares que recibió millones de dólares en ayudas del Departamento de Energía.

En el momento actual, no existe “paridad de red”: la electricidad producida por paneles solares es más cara que la generada por los combustibles fósiles. Hasta que llegue esa esperada paridad, y llegará, tarde o temprano, la industria solar necesita un empujón.

Paneles más eficientes y la posibilidad de vender la energía producida por las energías renovables a la red eléctrica general son dos de los aspectos esenciales para que ese momento de igualdad entre fuentes de energía llegue cuanto antes. Mientras tanto, el medio ambiente, la salud de los ciudadanos y el cambio climático exigen que se sigan dando ayudas a las energías limpias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *