Mobiliario urbano para generar energía fotovoltaica


Un interesante proyecto llamado Enercity, llevado a cabo por Fomento de Construcciones y Contratas y el centro tecnológico de Mataró (Maresme) desarrollará paneles flexibles que generen electricidad a partir de distintos elementos situados en el mobiliario urbano.

El objetivo es cubrir las necesidades energéticas de las ciudades inteligentes o smart-cities, las urbes de un futuro que se espera no demasiado lejano gracias a iniciativas como ésta, financiada por el Ministerio de Economía y Competitividad con 1,3 millones de euros y una duración de 40 meses.

El proyecto pretende satisfacer las necesidades que tendrán las grandes ciudades o megalópolis ante el aumento imparable de la población que va engrosando el perímetro de las mismas y, con ello, poniendo en jaque la calidad del ecosistema urbano.

En este contexto, los retos ambientales se multiplican, no sólo por el hacinamiento y la falta de zonas verdes, sino también por los casi insaciables requerimientos de energía, pues se estima que la demanda energética crecerá un 40 por ciento en el 2030, según datos de la Agencia Internacional de la Energía.

Bajo coste y no contaminante

Este proyecto cobra especial valor dentro de estas circunstancias, ya que pretende satisfacer las necesidades energéticas de la ciudadanía de un modo limpio y a un bajo coste.

Según propone Enercity, sus paneles flexibles se podrán adaptar a los elementos urbanos más típicos, como marquesinas, paradas de autobús, iluminación, bancos, techos o carteles, transformándolos en un mobiliario capaz de producir energía sin dejar de ser funcionales.

También se busca abaratar costes con la fabricación de estos paneles solares flexibles mediante unos procesos industriales que logren una disminución de gastos que permitan un precio inferior a cualquier otra tecnología fotovoltaica. De este modo, su ubicación en un gran número de puntos urbanos y su bajo precio lograrían hacer de esta energía renovable una gran opción a considerar por los administradores públicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *