Primer autobús híbrido con gas natural comprimido de Barcelona


En Barcelona, el transporte de pasajeros en autobús será un poco más ecológico, ya que un nuevo autobús híbrido eléctrico que funciona con gas natural comprimido ha comenzado a circular. La línea 37 ha sido la ruta elegida para esta iniciativa que reducirá la contaminación de la ciudad.

La empresa gestora, Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB), prevé que el autobús híbrido reduzca el consumo de combustible en un 30%, lo que implica, lógicamente, una disminución de emisiones de gases de efecto invernadero. Al vehículo convencional se le han añadido dos motores eléctricos. Éstos reciben la electricidad que genera un generador acoplado al motor térmico, un sistema que recupera la energía de las frenadas y otros elementos.

Con el sistema con el que cuenta el autobús ecológico, el vehículo de pasajeros puede circular con la energía de los motores eléctricos y, también, usando el motor de gas natural para producir electricidad cuando las baterías se han quedado sin electricidad.

TMB ha estado probando el autobús híbrido antes de ponerlo a disposición de los usuarios. Una vez comprobada su eficiencia y seguridad, la empresa tiene planes para aplicar la misma transformación en otros diez autobuses de su flota. En los próximos meses, se irán incorporando vehículos similares en distintas rutas urbanas de Barcelona.

Se preparan otros 10 autobuses similares


Este plan es posible gracias a la colaboración con la multinacional de la energía Gas Natural Fenosa. Desde 2010, ambas empresas trabajan juntas con el objetivo de reducir las emisiones de gases contaminantes en los autobuses de la ciudad.

El remodelado autobús híbrido se ha construido sobre un Iveco estándar de doce metros de longitud, vehículo habitual de la flota de TMB. El sistema se considera más respetuoso con el medio ambiente que un híbrido eléctrico-gasolina. Al ser un autobús que circula con gas natural comprimido (GNC), emite un 90% menos de óxidos de nitrógeno que un autobús diésel. Menos contaminación y un granito de arena a la lucha contra el cambio climático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *