Molinos de viento con energía solar


Las energías renovables funcionan con tecnologías relativamente nuevas. En la actualidad comienzan a ser rentables, pero les queda mucho camino por recorrer. Por una parte, por las propias innovaciones tecnológicas, así como nuevos materiales que hagan más aprovechables las energías de las que se aprovechan, pero también queda mucho terreno que ganar desde el punto de vista de la originalidad de las ideas. El objetivo final, por uno u otro camino, es el mismo: aumentar la rentabilidad financiera de las renovables, que no sean unas energías caras, sino que se conviertan en una tecnología competitiva. O, en otras palabras, que sea atractivo invertir dinero en energías renovables.

En este sentido, un proyecto de la Universidad de Liverpool, Inglaterra, busca aumentar la rentabilidad de dos de las tecnologías de energías renovables más usadas. ¿De qué modo? Uniéndolas. Unir la energía eólica y la solar. La idea es diseñar un aerogenerador que también funcione como placa solar. Un aerogenerador solar.

Las células fotovoltaicas que recogen y transforman la energía procedente del sol se situarían en las aspas del molino, que, a su vez, girarían a causa del viento, transformando la energía procedente de éste en electricidad. Así pues, se generaría energía de dos modos diferentes al mismo tiempo: las placas solares generarían energía solar y, las aspas del aerogenerador, energía eólica.

La idea surgió al ver las aspas de los aerogeneradores paradas cuando no hay viento. Es uno de los problemas de este tipo de energía, que se depende de un fenómeno atmosférico irregular. Cuando no sopla, los aerogeneradores son esencialmente inútiles. Pero, con este nuevo diseño, cuando esto sucede, y al contar con células solares fotovoltaicas incluidas en el aspas, las turbinas serán capaces de generar energía gracias al sol. Desde luego, la rentabilidad de estos aerogeneradores se multiplica.

Pero la idea no está exenta de inconvenientes. Uno de ellos sería el reflejo que se produciría en las placas solares al girar las aspas, un reflejo que produciría brillantes rayos de luz que podría cegar a las personas. Esta circunstancia puede suponer un riesgo real para pilotos de aviones y conductores de coches.

De todos modos, el equipo de investigadores de la UNiversidad de Liverpool está buscando un emplazamiento para probar estas nuevas turbinas, si es posible fuera de su país, Inglaterra, ya que de lo que se trata es de obtener tanto viento como luz del sol en grandes cantidades. Podría ser, entonces, en países como Australia o España.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *