Grandes empresas amenazan al Reino Unido con retirar inversiones si el Gobierno no apuesta por las renovables


Si los Gobiernos no hacen nada por impulsar las energías renovables, tal vez lo hagan las empresas. Algunas, claro. Las que quieren invertir en energías limpias. Así, empresas energéticas internacionales, tales como Mitsubishi Power Systems o Siemens, han amenazado con disminuir las inversiones previstas en el Reino Unido si George Osborne, el ministro de Hacienda, no muestra un compromiso claro con el desarrollo de una economía baja en carbono y con un crecimiento sostenible y verde.

Así lo señala el periódico The Times. La amenaza es seria, ya que, si estas grandes empresas cumplen las amenazas, se destruirán cientos de puestos de trabajo en el país.

En los últimos días, más de cincuenta empresas, entre las que se encuentran Microsoft, Asda, EDF y Sky, han solicitado al Gobierno británico poner en marcha un objetivo para alcanzar en 2030 la descarbonización del sector eléctrico. El objetivo es estimular la inversión y modernizar la envejecida infraestructura energética del país.

Connie Hedegaard, comisaria europea para el Cambio Climático, ha afirmado que está claro que con la energía renovable se obtiene una solución sostenible y a largo plazo. Por tanto, se necesitan objetivos claros y ambiciosos en cuanto a la reducción de dióxido de carbono (CO2) y, por tanto, también el desarrollo de las renovables.

Dentro de la Unión Europea, un objetivo común y claro para las energías renovables para 2030 facilitaría, tanto a Gobiernos como a los inversores, una visión a largo plazo para generar grandes cantidades de energía renovable, transformando la forma en que se produce la electricidad en Europa.

Algunos países europeos han tomado recientemente decisiones que les ayudarán a atraer esas inversiones que son necesarias para las energías renovables. Häkämies Jyri, ministro finlandés de energía, por ejemplo, anunció que su país tiene la intención de eliminar las centrales térmicas de carbón para 2025 e invertirá en energías renovables. Por su parte, Noruega ha anunciado que duplicará los impuestos sobre el carbono en la industria petrolera en 2013.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *