Pekín potenciará el uso de energías limpias

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Pekin contaminacion
Conseguir una mejor calidad del aire es el objetivo del plan que pondrá en marcha la capital china a lo largo de este año. Su interés por potenciar las energías limpias, en menoscabo del carbón, se sumará a una renovación del parque automovilístico.

Reducir el consumo de carbón es una de las prioridades a nivel nacional que Pekín también aborda localmente, dentro de un programa de mejora de la calidad del aire en el que se invertirán unos 2.380 millones de euros.

Retirada de los vehículos más contaminantes

Además de intentar reducir el consumo de carbón, se eliminarán los vehículos más obsoletos. En concreto, se prevé retirar 200.000 de ellos, así como promover las energías limpias en el área metropolitana.

Por otra parte, se planean cerrar unas 2.500 empresas contaminantes cuya polución afecta a la calidad del aire de la ciudad, así como cerrar todas las calderas alimentadas por carbón para 2020.

No es la primera vez que las autoridades de la capital de China anuncian medidas duras para combatir los peligroso niveles de contaminación atmosférica que padecen. En 2013, por ejemplo, iniciaron un interesante proyecto para el uso del gas natural como combustible en el transporte público.

Medidas posteriores se centraron en reducir la quema de carbón y limitar las emisiones de los automóviles, así como establecer multas a quienes incumplan normativas sobre la contaminación del aire.

Además de Pekín, son muchas las ciudades chinas que sufren estos problemas de polución. En especial, se concentra en el sur y noreste del país. Es habitual decretar la situación de alerta y la situación a menudo exige el toque de queda, pero por lo general ni siquiera este tipo de medidas son suficientes.

En todos los casos, el uso del carbón es la principal causa del problema, según concluyen los estudios de la Academia de Investigación de Ciencias Medioambientales de China. En concreto, su uso para generar electricidad, por lo que la situación se agrava en los meses de invierno.

A ello hemos de añadir un factor clave, como es la proliferación de fábricas y su generación de gases como consecuencia de su rápido crecimiento económico. Y, como resultado de ello, la contaminación obedece a muy distintas razones, dificultando una solución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *