Pekín apuesta fuerte por el gas natural para el transporte público

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Pekín es una megalópolis con graves problemas de polución atmosférica, en su mayor parte producida por un tráfico denso que contrasta tremendamente con el también extendido uso de la bicicleta. ¿Y qué hay del transporte público? Existe una amplia red de metro, el autobús y el taxi, si bien ello no impide que la congestión sea de órdago, pero esta enconada polución disminuirá si prospera un proyecto piloto que, precisamente, busca promover el uso de energías limpias en el transporte público.

Vaya por delante que la promoción de las energías limpias mediante el uso de gas natural no es una afirmación correcta, mejor puntualizarlo. De hecho, no podemos considerar este tipo de gas una energía renovable, simplemente porque no lo es. Al mismo tiempo, hay que reconocer, sin embargo, que esta mezcla de gases ligeros que se encuentra en yacimientos de petróleo produce una menor cantidad de emisiones que otros combustibles derivados del crudo, y sobre todo emite mucho menos CO2 que el carbón.

Retomando el proyecto piloto, y considerando también que Pekín ya tiene 2.000 vehículos alimentados con gas natural, su número llegará a 10.000 en el 2013, entre taxis, autobuses urbanos y coches de autoescuela. Al finalizar el presente año, todos ellos prescindirán de la gasolina tradicional tras haberla sustituido por el gas.

Un suma y sigue

Si el proyecto consigue los resultados esperados, que serán valorados en términos de contribución a una menor contaminación ambiental, irán incrementándose los vehículos propulsados mediante gas natural. En concreto, la ciudad va incrementará el parque con 30.000 vehículos de gas natural a finales del 2017, sin olvidar que el impulso tremendo que recibirá el proyecto gracias a la eliminación en el 2013 de una serie de calderas de carbón.


La falta de estaciones de gas natural es uno de los principales problemas que dificultan la aplicación del plan según lo previsto, y de hecho éste es el punto en el que más se está trabajando. Por contra, éste no es un problema para los vehículos eléctricos allí, ya que gozan de numerosas estaciones de recarga y de mayor aceptación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *