Pueblo oscense creará una red de calor con biomasa


Que un pueblecito como Biescas, tan rodeado de una increíble naturaleza, tenga la iniciativa de utilizar la biomasa como combustible para abastecer edificios municipales es todo un ejemplo de sostenibilidad del que debieran aprender las grandes urbes.

En concreto, el Cosistorio de esta población oscense ha anunciado que, en tan sólo unos pocos meses, va a poner en marcha una red de calor que prescindirá de los nefastos combustibles fósiles. Con su funcionamiento pretende calentar con biomasa el propio edificio del Ayuntamiento, la residencia de mayores y la escuela municipal.

Si todo va según lo previsto, el próximo otoño o invierno ya se podrá disfrutar de esta inversión verde que proporcionará calefacción y agua caliente a placer para los tres edificios. Para hacerlo posible, se construirán dos salas de calderas, una para el edificio consistorial y una segunda sala a unos 150 metros de la residencia y de la escuela con el fin de conectar ambos inmuebles a través de una tubería subterránea.

Su puesta en marcha costará la friolera de 310.00 euros, pero también permitirá “un doble ahorro, ambiental y económico”, explica su alcalde, Luis Estaún. Por un lado, se evita la emisión de 142 toneladas de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera y también se reducirá la factura “en torno a 22.300 euros anuales”, apunta.

En cuanto a la empresa adjudicataria, ha sido GIROA S.A.U, del Grupo Dalkia, que ha contado con el asesoramiento del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). Además, ha sido necesario llevar a cabo un estudio de consumo para concluir que el proyecto era viable. Recordemos que éste no es la primera apuesta de Biescas por las energías limpias, pues hace unos cuantos años fueron ya dieron el do de pecho siendo uno de los pioneros en instalar alumbrados públicos con Leeds.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *