La reforma energética hace “inviable” el autoconsumo


No dejan de sucederse las reacciones ante la presentación del decreto-ley (9/2013) de autoconsumo de electricidad, que prácticamente lo anula como alternativa al suministro convencional de electricidad. Como era de esperar, lógicamente el sector cooperativo de energías renovables coinciden al evaluar la reforma propuesta como un golpe mortal al autoconsumo, que lo hará “inviable económicamente” si finalmente acaba aprobándose.

Teniendo en cuenta que el autoconsumo eléctrico permite al mismo usuario generar la energía que va a emplear mediante paneles fotovoltaicos o turbinas, fudamentalmente, dejará de ser más asequible que el suministro tradicional a consecuencia de las penalizaciones (doble contador o tasas de hasta 9 céntimos KW) previstas por la normativa.

El incremento de precios, en fin, hará que el autoconsumo deje de ser una opción atractiva, puesto que además no se podría comerciar con los excedentes mediante el traspaso a la red pública al no haberse incluido el decreto de balance neto en la nueva normativa. Es decir, la política aplicada no es otra que primar la energía institucionalizada por encima de todo.

Pagar por cultivar tomates

Además, a ello se le une el el aumento de la parte fija del recibo de la luz, en detrimento de la parte variable relativa al consumo. Tan calentita está la cosa que abundan las declaraciones desesperadas, como la que sigue, realizada desde EnerPlus: “Es como si por producir y consumir mis propios tomates (que ni siquiera los comercializo) tuviera que pagar”.


En general, la reforma energética cuenta con muchos críticos y con pocos simpatizantes en el sector de las renovables, incluyendo inversores extranjeros que ya se temían lo peor durante eterno periodo de incertidumbre legislativa previo a la reforma. No en vano, representantes gubernamentales están dando explicaciones estos días en reuniones mantenidas en Londres con inversores y analistas internacionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *