Segovia comprará ocho motos eléctricas para la Policía

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Los ayuntamientos que apuesten por la movilidad eléctrica en las flotas de vehículos de las instituciones a su cargo, como la Policía municipal, logran diversos beneficios: evitar emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), ahorrar dinero a las arcas públicas y, no menos importante, ser un ejemplo para la ciudadanía.

El Ayuntamiento de Segovia ha decidido llevar esta política de responsabilidad medioambiental y pondrá en la calle ocho motos eléctricas que serán usadas por la Policía municipal de la ciudad. Las nuevas motos ecológicas comenzarán a circular la próxima primavera 2013.

Antes de decidirse a implantar la medida, se ha elaborado un estudio que ha demostrado que las motocicletas eléctricas sirven para realizar los recorridos de vigilancia diarios, que son de unos 50 kilómetros.

Por otra parte, el Ayuntamiento quiere dejar bien claro que la medida supone un ahorro económico, por lo que ha presentado una comparativa anual de lo que se va a ahorrar. El modelo actual, de 250 cc, consume una media de 4 litros cada 100 kilómetros, lo que supone pagar unos 6 euros, mientras que con una moto eléctrica el coste será de 0,6 euros. En otras palabras, cada motocicleta no contaminante (teniendo en cuenta también el menor -casi nulo- mantenimiento) supone un ahorro de casi 6.000 euros al año.

Requisitos de la Policía

La inversión total por parte del Ayuntamiento de Segovia será de 45.000 euros. Las marcas de motos que estén interesadas pueden presentar sus ofertas. ¿Cuáles podrían ser esos modelos? Teniendo en cuenta el presupuesto (5.600 euros por unidad) y que es necesario que se adapte a algunos requisitos de la policía (colores, señalización…), se podrán postular modelos que no sobrepasen los 5.000 euros, como algunos de BSG Electrics, que ofrecen una autonomía de 90 kilómetros y velocidades cercanas a los 100 km/h, o los modelos de Nimoto, que cuentan con un sistema de cambio de baterías para una autonomía diaria casi infinita. Tampoco queremos que, por proteger el medio ambiente, un policía se quede sin batería en medio de una persecución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *