Seguidor solar de alta precisión de Indra

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Un seguidor solar es un dispositivo mecánico que aumenta la eficiencia de las placas solares orientando éstas de modo que permanezcan todo lo perpendicular posible a los rayos solares. Es decir, que los paneles solares, imitando a los girasoles, siguen la posición del Sol desde el este, cuando amanece, hasta el oeste, en el ocaso del día. Los seguidores solares pueden ser usados en todas las tecnologías solares (fotovoltaica, de concentración, etc.).

En general, se calcula que un seguimiento del Sol puede aumentar entre un 10 y un 20% la eficiencia energética respecto a las estructuras fijas. La multinacional Indra ha desarrollado un avanzado seguidor solar para paneles fotovoltaicos de alta concentración (HPCV).

El proyecto se inició en 2010 y ha sido cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y la Junta de Castilla y León. Este nuevo modelo de seguidor solar está listo para su comercialización. De hecho, ya se han instalado algunos en países europeos y en Oriente Medio.

El funcionamiento del sistema se basa en la fecha, la hora y las coordenadas del lugar donde se instala, de modo que es capaz de calcular la trayectoria del Sol del día en una zona concreta. Estos seguidores solares aumentan un 30% la producción de energía eléctrica con respecto a instalaciones fijas.

Eficiente y resistente


El sistema desarrollado por Indra ofrece algunas ventajas. Su diseño es sencillo y tiene una alta fiabilidad, así como un fácil montaje y mantenimiento. Además, es capaz de soportar condiciones medioambientales adversas, como fuertes vientos, temperaturas de desierto, nieve, etc.

El sistema de movimiento utilizado no se basa en coronas y engranajes mecánicos, que son caros y difíciles de mantener, sino que funciona con dos actuadores hidráulicos. Dispone de un sistema de control que le permite orientarse en posiciones extremas y logrando una precisión menor de 0,3 grados respecto a la posición del Sol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *