Un 26% de la soja en Argentina se destina a producir biodiésel

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


En la campaña 2009-2010, la producción de soja en Argentina fue de 55 millones de toneladas, de las cuales 36,8 millones fueron a molienda, según datos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. De este volumen, 14 millones de toneladas aproximadamente se utilizaron para la producción de 2,6 millones de toneladas de biodiésel. Esta cantidad es el doble que la que se destinaba un año antes.

De todo este biodiésel obtenido en 2010, un 40% se destinó al mercado interno y, el resto, a la exportación. Estos datos provienen de un informe de la organización CREA, Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola.

Estas cifras de producción de biodiésel difieren de las publicadas en enero por la Cámara Argentina de Energías Renovables (Cader), cifras que señalaban que, en 2010, la producción de biodiésel no había llegado a los dos millones de toneladas.

La industria argentina del biodiésel ha crecido un 2.250% (dos mil doscientos cincuenta) desde 2006 y, para 2011, se espera una capacidad instalada para más de 3 millones de toneladas. Argentina tiene las plantas más grandes del mundo, con una media de 108.000 toneladas, frente a las 89.000 toneladas de media en Europa o las 70.000 toneladas de media en Brasil.

La industria aceitera de Argentina también crece sin parar. En 2011, se espera que alcance el tercer lugar del ránking mundial de capacidad instalada, después de Alemania y España. En el proceso industrial de biodiésel, una tonelada de grano de soja produce alrededor del 20% de aceite y el 80% de harina en la molienda. De una tonelada de aceite se puede fabricar una tonelada de biodiésel. Por tanto, se necesitan cinco toneladas de soja para obtener una tonelada de biodiésel.

Las dos cuestiones éticas y medioambientales que surgen de estos datos son, por un lado, qué cantidad de esa soja podría utilizarse para alimentar a seres humanos y, por otro, si esa soja es transgénica o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *