Vuelo alrededor del mundo con energía solar


Bayer MaterialScience va a colaborar con el proyecto Solar Impulse para lograr todo un hito: un vuelo alrededor del mundo propulsado únicamente por energía solar. Se prevé que el despegue del avión solar sea en 2015. La empresa Bayer MaterialScience está especializada en materiales de alto rendimiento y es responsable del diseño completo del exterior de la cabina del segundo y mejorado modelo.

Solar Impulse y Bayer MaterialScience anunciaron que el nuevo avión solar estará terminado, si todo sale según lo previsto, a finales de 2013 y que llevará a cabo vuelos de prueba al año siguiente, en 2104.

El primer modelo seguirá completando otras misiones. Por ejemplo, se contempla la posibilidad de realizar los primeros vuelos alrededor de Estados Unidos, según ha asegurado Bertrand Piccard, iniciador y presidente del proyecto. De momento, el avión solar ha completado vuelos en Europa y, más recientemente, de Europa al norte de África.

El segundo modelo, más grande, de la aeronave, será ligero, al tiempo que conserva su rigidez. La capota de la cabina será, por primera vez, abatible con bisagras, y una parte de la misma está siendo fabricada con plástico de fibra de carbono reforzada.

También se usará espuma de poliuretano Baytherm Microcell como aislante en algunas posiciones. Este componente está siendo desarrollado en colaboración con la compañía química Solvay. El material ofrece un rendimiento aislante mayor que el estándar actual ya que los investigadores de Bayer fueron capaces de reducir los poros de la espuma en un 40% adicional. Un aislamiento eficaz es muy importante para esta aeronave, ya que debe soportar fluctuaciones de temperatura entre 50 ºC bajo cero durante la noche y más de 50 ºC durante el día.

El modelo actual tiene la envergadura de un Airbus y pesa como un coche de tamaño medio. Cuenta con 12.000 células solares en sus alas. El primer vuelo tripulado alrededor del mundo a bordo de un avión sin combustible está programado para despegar a principios de 2015. Se calcula que dicho viaje dure veinte días: entre cinco y seis sólo para cruzar el Pacífico y de dos a tres para el Atlántico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *