Aumento del cultivo de sorgo para biocombustible en Brasil


El aumento de la producción de sorgo para biocombustible está siendo exponencial en Brasil, uno de los líderes mundiales en la producción de etanol. Según datos de la Empresa Brasileira de Investigación Agropecuaria (EMBRAPA), en la última cosecha la siembra pasó de 3.000 a 20.000 hectáreas y, en conjunto, el maíz y sorgo puede llegar hasta las 100.000 entre este año y el que viene.

Hay que remontarse hasta los ochenta para encontrar el inicio de la industria del etanol como combustible en Brasil, desarrollada a partir de la producción y el refinado de la caña de azúcar. Desde hace cuatro o cinco años, sin embargo, el sorgo y el maíz también son parte de la biomasa que se cultiva para este mismo fin, y no tanto como grano para el ganado o materia prima para la producción de forraje para animales de granja.

El informe presentado por la EMBRAPA también explica que el cultivo dispondrá de importantes ayudas oficiales para financiar la siembra en áreas de renovación de cañaverales, normalmente dedicadas al cultivo de soja y maní. Pero ni el sorgo ni el maíz pueden competir ni de lejos con el etanol producido con caña de azúcar.

En la próxima cosecha (el sorgo es de ciclo rápido, con un cultivo de uno a dos meses), se espera una oferta de 300 millones de litros de biocombustible a partir del sorgo, pero por ahora se le considera sólo un complemento a la consecha de la caña de azúcar. Además, su ciclo rápido permiten “aprovechar el período de entre cosechas, y hasta sirven las mismas máquinas cosechadoras que para la caña de azúcar, si bien su rendimiento es menor”, apunta André May, investigador de EMBRAPA. Actualmente, Brasil es el principal productor de etanol, con unas oferta que ronda la mitad de la producción mundial.

1 comentario

  1. y los gobiernos? a que estan espnaredo?por que no apoyan estas iniciativas.esta epoca es una oportunidad de oro para crear nuevas tecnologias sostenibles.que darian riqueza y crecimiento economico por mucho tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *