Batería revolucionaria: 320 kilómetros de autonomía


Este tipo de noticias hay que recibirlas con cierta cautela, en especial, si la fuente es la propia empresa la que informa de la innovación, como es el caso. Pero, aunque algunos datos quizá estén algo exagerados o incompletos, puede ser el paso definitivo que necesita la industria del coche eléctrico para implantarse definitivamente: con una autonomía de 320 kilómetros cualquier conductor tendrá más que suficiente para realizar cualquier recorrido. Ya nadie podrá poner la excusa de la baja autonomía para no usar un coche que no contamina.

Ha sido el director ejecutivo de General Motors, Dan Akerson, el que ha confirmado que una de las empresas en las que invierten, Envia Systems, está desarrollando un nuevo tipo de batería de litio que supondrá un antes y un después de la tecnología de las baterías eléctricas para vehículos. Según Akerson, en menos de dos años se podrían fabricar baterías que ofrezcan una autonomía de hasta 320 kilómetros por cada carga. Además, disminuirá los costes de fabricación a la mitad.

Según Akerson, en un par de años, modelos como el Chevrolet Volt podrían contar con una batería que proporcione hasta 160 kilómetros de autonomía. En la actualidad, este tipo de coches ofrecen una autonomía de unos 50 kilómetros. La nueva batería ocuparía el mismo espacio y tendría un peso similar, por lo que no afectaría a la aceleración o la velocidad punta del coche.

Los avances en almacenamiento de energía suelen provenir, curiosamente, de pequeñas empresas como Envia o Tesla, que logran grandes avances con mucho menos presupuesto que los grandes fabricantes. Los malpensados dirán que hay una razón en ello.

GM ha invertido unos 7 millones de dólares (unos 5,7 millones de euros) en Envia, una empresa que investiga nuevas tecnologías para aumentar la eficiencia de las baterías. Esta empresa de un tamaño relativamente pequeño innova basándose en la paciencia y el talento. Una innovación que podría mejorar la tecnología de los eléctricos y permitir lanzar al mercado la segunda generación del Chevrolet Volt. Un gigantesco salto tecnológico que puede dar el empujón definitivo a la movilidad eléctrica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *