Bicicleta con USB para recargar dispositivos


El ejercicio físico genera energía. Correr, saltar, entrenarse en las máquinas del gimnasio o en los parques, montar en bicicleta, todo ello produce energía, una energía que se pierde. Por otra parte, la tecnología es indispensable para la vida diaria de la mayoría de la gente. Hay que recargar móviles, ordenadores, reproductores de música portátiles, etc. Hay algunas iniciativas que tratan de unir estas dos circunstancias para recargar los pequeños dispositivos electrónicos a través de la energía generada con el ejercicio físico.

En este sentido, uno de los últimos inventos es una bicicleta que dispone de puertos USB para recargar la batería de móviles, reproductores de música, GPS y cualquier gadget. Lo único que hay que hacer es pedalear y convertir la energía cinética en eléctrica. En realidad, el sistema no es muy diferente al de los aerogeneradores, sólo que, en vez de la fuerza del viento, se aprovecha la fuerza de una persona que pedalea.

Sin duda, es la mejor forma de recarga para las personas que van al trabajo en bicicleta o la usan los fines de semana. Sin cambiar las costumbres diarias, se consigue una recarga limpia y renovable. Una empresa alemana llamada Silverback es la responsable de esta bici-cargador.

El funcionamiento es sencillo. Una dinamo está conectada a la rueda delantera. De esta manera, el pedaleo pone en funcionamiento la dinamo, que permite generar la suficiente energía para la recarga de los dispositivos electrónicos que usamos cada día. Se calcula que son necesarios 45 minutos pedaleando para conseguir que las baterías estén de nuevo listas para ser utilizadas.

Además, con la compra de algún modelo, se incluirá un pack de baterías para almacenar la energía que no se utilice. Así, se podrá usar la energía generada por el ciclista de diferentes formas, como encender la luz de la bici o, incluso, ofrecer asistencia al pedaleo, convirtiendo a la bici en eléctrica.

El diseño es sencillo y sobrio. Los puertos USB son casi no se ven. No existe aún información sobre precios, ni disponibilidad. De momento, hay dos modelos: uno de 14 kilogramos y otro más ligero, de sólo 11,4 kilogramos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *