Inventan un sistema para recuperar energía de las vibraciones de las vías del tren


Os presentamos una innovación que, no sólo aprovecha una fuente de energía renovable y limpia, sino que, además, promete ahorrar muchísimo dinero a las empresas que gestionan las vías férreas. Se denomina Rectificador de Movimiento Mecánico (en inglés, MMR, Mechanical Motion Rectifier) y funciona recuperando la energía que se acumula en las vías del tren.

La idea ha ganado el premio a la Mejor Aplicación Recolectora de Energía de la Conferencia Recolección y Almacenamiento de Energía de Estados Unidos 2012. El proyecto parte de un equipo de científicos de la Universidad de Stony Brook (Nueva York, Estados Unidos).

El equipo de ingenieros está dirigido por el profesor Lei Zuo. Dos de los componentes de este equipo, estudiantes graduados, Teng Lin y Wang Juan, desarrollaron un nuevo tipo de recuperador de la energía que convierte el movimiento irregular de las vías del tren en un movimiento regular unidireccional. Es un proceso análogo al de convertir la corriente eléctrica alterna en corriente continua.

El profesor Zuo ha calculado que si la empresa que gestiona los trenes de Nueva York pusiera en marcha el sistema, podría ahorrar 10 millones de dólares. Además, reduciría sus emisiones de dióxido de carbono (CO2) en más de 3.000 toneladas al año.

Estados Unidos cuenta con la mayor red de ferrocarriles del mundo, unos 226.400 kilómetros. Por tanto, es el país que más se puede beneficiar de la innovación. Aunque, en realidad, cualquier lugar del mundo por donde circule un tren puede aprovechar de la nueva tecnología.

Energía para las infraestructuras ferroviarias

En el caso de regiones remotas, el coste de llevar hasta allí la electricidad que necesita el ferrocarril es muy costoso. Así, este nuevo método de generar electricidad ahorraría en la energía que necesitan las infraestructuras, como los pasos a nivel, las señales luminosas o los intercambiadores de vías.

La tecnología, según el profesor Zuo, puede recoger 200 vatios de electricidad a partir de las deflexiones inducidas por el tren en las vías y alimentar con esta energía los dispositivos eléctricos y electrónicos instalados en el sistema ferroviario. El MMR aprovecha la energía de las vías con un alto rendimiento y alta fiabilidad. Se puede unir a la recuperación de la energía producida en las frenadas y hacer el transporte por tren muchos más eficiente y sostenible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *