Biocombustible con cáscaras de almendra


El Grupo Enercoop, a través de su filial Covaersa (Corporación Valenciana de Energías Renovables), y en colaboración con la Universidad de Alicante, han firmado un contrato de licencia de patente para poner en marcha una planta industrial de fabricación de briquetas (bloques de combustible preparados para quemar) elaboradas con cáscara de almendra. El objetivo del acuerdo es explotar comercialmente este producto en todo el mundo. La idea patentada es un proceso en el que se consiguen estas briquetas a partir de las cáscaras de almendra, de modo que puedan ser utilizadas como combustible.

Así, el nuevo biocombustible proviene de la materia prima de los residuos agrícolas procedentes del cultivo de la almendra, lo que significa que se aprovechan los residuos y se les añade valor con un uso energético, además de resultar una práctica sostenible. La patente inscrita ha sido desarrollada gracias al trabajo de investigación realizado por el doctor Rafael Font, profesor e investigador del departamento de Ingeniería Química de la Universidad de Alicante.

Este proyecto es un ejemplo de lo que se puede conseguir si empresas y universidades colaboran en nuevos modos de generación de energías renovables. No sólo se consigue producir un nuevo combustible a partir de biomasa, sino que también se aprovecha un material que, de otro modo, sería tratado como un desecho y desperdiciado.

La firma del acuerdo ha contado con la presencia del vicerrector de Investigación, Desarrollo e Innovación de la Universidad de Alicante, Manuel Palomar, así como del director general de Covaersa, Ildefonso Serrano, entre otros miembros de la compañía y del órgano académico. Ambos representantes han coincidido en destacar que la colaboración dará un impulso a la realización de proyectos de innovación y desarrollo en el sector energético de España.

Este convenio permitirá emprender otros proyectos que desarrollen el campo de las energías renovables, un sector que, en realidad, acaba de empezar su andadura y en el que queda mucho por hacer, investigar, crear, diseñar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *