Bioetanol poco ético en tierra de los guaraníes

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


A menudo los avances del ser humano se producen a costa de comunidades que prefieren seguir con su modo de vida tradicional. La economía global aplasta a la local, pasando por encima de derechos y territorios de tribus indígenas como una apisonadora. Que se utilicen biocombustibles es un gran avance para la humanidad, ya que evita la dependencia del petróleo y es una forma respetuosa con el medio ambiente de producir energía, pero, para un grupo de indígenas brasileños es un ataque a su ancestral modo de vida.

La tribu guaraní se siente atacada por la empresa petrolera Shell, ya que están usando unos territorios que han habitado durante siglos para la producción de etanol. Se trata del proyecto Raizen, para el que Shell se ha asociado con la empresa brasileña de producción de etanol Cosan. Estas dos empresas quieren llevar a cabo un proyecto de producción de biocombustible a partir de caña de azúcar cultivada en territorio guaraní. El progreso manda.

Los indígenas han dirigido una carta dirigida a ambas empresas, Shell y Cosan, en la que aseguran que desde que la fábrica comenzó a operar, la salud de niños, adultos y animales ha empeorado. Además, en la misiva denuncian que los productos químicos que se usan en las plantaciones de caña de azúcar están causando diarrea aguda a los niños guaraníes y matando peces y plantas. Entre las plantas que están desapareciendo se encuentran algunas que la comunidad guaraní usa como medicina. Antes, solían crecer en la selva, pero ahora han muerto a causa del veneno.

La organización Survival International ha señalado que decenas de guaraníes han sido asesinados cuando trataban de reocupar sus tierras ancestrales, mientras que otros han sido víctimas de la violencia. Los guaraníes de Pueblito Kuê han sido los últimos en ser atacados, después de que reocuparan su tierra.

Finalmente, dicha ONG ha explicado que es una triste ironía que la gente compre etanol de Shell como una alternativa ética a los combustibles fósiles. Ha pedido al Gobierno brasileño que haga cumplir sus leyes para poner fin a la destrucción generalizada del territorio guaraní.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *