Cargar el teléfono móvil con una simple sacudida


¿Sería posible cargar el teléfono móvil con un simple movimiento de mano o tocando la pantalla? En realidad, no es necesario imaginarlo, porque un nuevo ingenio lo hace posible. Se trata de un cargador inventado por el Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia, en Blacksburg, Virginia, Estados Unidos, que aprovecha la fuerza cinética para la crear energía suficiente que permita hacer una llamada de emergencia.

Por ahora, la carga no da para más allá que una emergencia, pero mirado de otro lado incluso con estas propiedades un tanto limitadas, esta recarga cinética también sirve para evitar cargar el teléfono a aquellas personas que únicamente lo llevan consigo como un salvavidas, para momentos críticos. En estos casos, el teléfono podría hacer su papel perfectamente, sin necesidad de gastar ni un céntimo de electricidad en cargarlo.

El cargador incorporado funciona con el principio de la piezoelectricidad (propiedad que presentan los materiales piezoeléctricos, generando un cierto voltaje cuando se golpean). En esta ocasión, la tensión eléctrica se genera a consecuencia del movimiento del teléfono o cada vez que se toque la pantalla.

Decisivo en situaciones límite

Las limitaciones del resultado son más que obvias, pues sólo carga el teléfono de forma mínima, si bien podría resultar decisiva en situaciones límite.

El director de la investigación, Shashank Priya, trabajó con su equipo para desarrollar esta tecnología basada en óxido de zinc, fundamentalmente. Según explica Priya, el cargador piezoeléctrico podría montarse debajo de las teclas o de la pantalla para lograr un rendimiento óptimo.

La gran asignatura pendiente de este pequeño gran logro no es otra que convertir las vibraciones mecánicas en una mayor cantidad de electricidad, para que su funcionalidad sea mucho más amplia.


Por ahora, por lo tanto, sólo se trata de un interesante y también práctico avance que, resulta innegable, consigue algo insólito resucitando un teléfono justo el tiempo necesario para enviar un mensaje de texto o hacer una llamada de emergencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *