Crean un sistema para proteger a los seguidores solares del viento

fotovoltaica
La innovación es clave para seguir avanzando en el desarrollo del sector de las energías renovables para conseguir una mayor implantación y también más eficiencia reduciendo los problemas o barreras que todavía, a día de hoy, persisten como es el caso del viento. Para evitar las afecciones que tiene sobre las energías renovables, se ha desarrollado un nuevo sistema integral, que protege del viento a los seguidores solares y las placas solares instaladas en las placas fotovoltaicas.

El desarrollo

Este nuevo desarrollo ha sido realizado por la empresa ESAsolar. En concreto, se trata de un sistema integral, denominado ESAblock, que permite proteger tanto a los seguidores solares como las placas fotovoltaicas de todo tipo de viento.

La clave está en que el sistema desarrollado garantiza la estabilidad de los seguidores solares. También evita el efecto llamado galloping o galope, así como el fluttering o revoloteo, con independencia de cual sea la velocidad del viento.

El nuevo sistema va más allá de las soluciones que ahora hay en el mercado. La gran diferencia viene porque se ha combinado la versatilidad y eficiencia de los seguidores solares con la seguridad de las estructuras fijas.

fotovoltaica
El sistema permite que la estructura se mueva para seguir el sol, pero se detiene una vez avanzada la nueva posición. Así queda bloqueada como si fuera una estructura fija y está protegida y segura frente al viento.

Solución necesaria

Este sistema viene así a solucionar uno de los principales problemas que afectan a la energía fotovoltaica, ya que las rachas de viento generan inestabilidades en las estructuras fotovoltaicas y provocan daños en las mismas.

Estas afecciones por el viento suceden aunque se produzcan a velocidades habituales y moderadas. Además, son frecuentes y tienen un impacto directo y negativo en el rendimiento y rentabilidad de las plantas fotovoltaicas.

Estas afecciones hacen que no solo haya que hacer frente a costes de reparaciones, sino que también obligan a detener parte o toda la actividad. Esto repercute a su vez en la producción de energía eléctrica y en la rentabilidad de esa instalación.

Artículos relacionados:

Murcia albergará la mayor planta fotovoltaica de autoconsumo del mundo

Así es la primera planta fotovoltaica flotante de España

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.