El Día Mundial del Viento presiona a los líderes de Río+20

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Hoy viernes, 15 de junio, celebramos el Día Mundial del Viento, una efeméride reivindicativa que pretende impulsar el uso de la energía eólica. Pero, más allá de los habituales eventos, este año la fecha tiene un significado especial por coincidir con los días previos a Río+20, la conferencia mundial que acogerá Brasil la semana próxima con el objetivo de alcanzar un acuerdo histórico para un mundo más sotenible.

Así, aprovechando la estratégica fecha, el Día Mundial del Viento es una ocasión única para presionar a los líderes mundiales que se darán cita del 20 al 22 de junio en Río de Janeiro. Y no se ha desaprovechado. Su celebración está siendo una manera de pedirles o, mejor, reclamarles que, dentro de un contexto de sostenibilidad general, se comprometan a duplicar el porcentaje de energía renovable en todo el mundo de aquí al 2030.

Como notas positivas, señalemos que la energía eólica comercial se utiliza en más de 75 países, y que 21 de ellos tienen una capacidad de más de 1.000 megavatios. Además, las expectativas son muy halagüeñas, eso sí, siempre que haya políticas que apoyen al sector, cosa que no suele suceder, dicho sea de paso. Y ahora, de modo ilustrativo, viene al pelo citar las recientes declaraciones de la presidenta de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), en las que se lamentaba precisamente de recibir un nulo apoyo institucional: “El sector está estrangulado por la reciente moratoria renovable, por la falta de regulación y por un futuro incierto. En 2012, los fabricantes de aerogeneradores no han recibido ni un sólo pedido apra el mercado doméstico en este país”.

En fin, esperemos que la cita brasileña establezca las bases para un nuevo futuro más sostenible, en lo energético, en lo ambiental y en lo humano. Aunque la cosa pinta mal si tenemos en cuenta que el documento final que está negociándose ahora en Nueva York encuentra muchas dificultades para consensuarse. Por lo que respecta al money, las sesiones neoyorquinas ya han dejado bien claro que no se creará un Fondo de sontenibilidad, es decir, que no habrá ni un duro para financiar proyectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *