El mayor barco movido por energía solar

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Por tierra, aire o mar, los transportes impulsados por energía limpia y renovable son una realidad. El Türanor es un barco de 35 metros de largo por 26 metros de ancho, con un peso aproximado de 85 toneladas y se desliza por las aguas de forma silenciosa sin necesidad de combustibles fósiles. En otras palabras, es la nave más grande del mundo propulsada exclusivamente por energía solar. Su bautismo en el agua se realizó en la ría de Kiel, al norte de Alemania.

El objetivo de los impulsores de este barco verde es dar la vuelta al mundo propulsados, únicamente, con energía proveniente del sol. Pero ¿por qué esta insistencia en dar la vuelta al mundo, como ya hizo también el avión Solar Impulse? Según el capitán del Türanor, se trata de demostrar que existe una tecnología que puede cambiar la sociedad hoy en día, no mañana ni en diez años.

El proyecto está desarrollado por Planet Solar, un grupo de empresas, instituciones y personas que quieren revolucionar la industria naviera. El barco fue diseñado por un equipo de expertos internacionales que han logrado que la nave genere energía solar a través de unas 38.000 placas fotovoltaicas colocadas en una superficie de 536 metros cuadrados. Todas estas placas cubren casi toda la parte superior del barco.

Cuenta, además, con una batería que le permite almacenar la energía, de modo que es capaz de seguir avanzando gracias a su motor eléctrico aunque no esté recibiendo los rayos del sol.

El catamarán está compuesto por dos patines flotadores hidrodinámicos unidos por cuatro patas a su casco. El Türanor puede alcanzar una velocidad máxima de 14 nudos (unos 26 km/h). Viaja a una velocidad promedio de ocho nudos (unos 15 km/h). Por descontado, servicios como el agua caliente de la ducha o la cocina funcionan con energía solar.

Después de algunas pruebas previas, en abril de 2011 comenzará la vuelta al mundo. El barco recorrerá 40.000 kilómetros, a través del océano Atlántico, el Canal de Panamá, el océano Pacífico, el Índico, el Canal de Suez, hasta llegar al mar Mediterráneo. Se calcula que la travesía durará ciento sesenta días. El Türanor puede avanzar durante tres días seguidos sin recibir un solo rayo de sol.

Además de ser un medio de transporte que usa la energía limpia para desplazarse, tiene otros beneficios medioambientales, como el de no molestar a la fauna marina, pues no produce ruido al deslizarse sobre el agua. El nombre del barco proviene de la saga de El Señor de los Anillos: en élfico significa “El Poder del Sol”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *