El mercado solar en Estados Unidos goza de muy buena salud

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Con ayudas públicas, con un marco regulatorio que impulse las inversiones o de cualquier otra forma, ayudar a que el sector solar se desarrolle es una buena idea que beneficia al medio ambiente, combatiendo los efectos negativos del cambio climático y disminuyendo la dependencia de los combustibles fósiles, además de crear nuevos empleos para una economía verde.

En Estados Unidos se está creando ese marco e invertir en energía solar es cada vez más atractivo. Hay, principalmente, dos factores que han confluido en lo que se espera sea una época dorada para el sector solar en el citado país: una rápida y fuerte disminución de los precios de los paneles solares y un apoyo al sector con incentivos y políticas adoptadas tanto de ámbito nacional, como estatal y local.

Esta demanda de energía solar se está dando en todos los segmentos del negocio: en las grandes empresas que invierten en grandes parque solares y en la energía fotovoltaica en los comercios y en el sector residencial. Así, se prevé que Estados Unidos se convierta en el tercer mayor mercado mundial de energía solar fotovoltaica después de Alemania e Italia. Mientras, en un país como España donde, en la mayoría del territorio, hace meses que no se ve una nube, el sector está paralizado ante la dejadez del Gobierno.

El mercado solar estadounidense ya representa, aproximadamente, el 5% del mercado mundial. Y la tendencia es que siga creciendo hasta alcanzar el 15% en el año 2015. Durante los primeros meses de este 2011, las instalaciones de energía solar en el país norteamericano se han incrementado en un 66% comparadas con el mismo periodo del año anterior.

Lógicamente, empresas asiáticas y europeas han trasladado o abierto sus centros de producción en Estados Unidos. Por ejemplo, la compañía china de fabricación de paneles Yingli ha abierto sede regionales en San Francisco y en Nueva York. También invierten en nuevas instalaciones, especialmente en el desarrollo de grandes huertos solares.

El mercado de Estados Unidos se encuentra muy diversificado. Existen incentivos federales, pero también, en muchos casos, políticas de apoyo a la energía solar por parte de los estados.

También compañías europeas confían en la buena marcha del sector fotovoltaico en Estados Unidos. El fabricante noruego Grupo REC, empresa que produce partes de las que se compone un panel (silicio, obleas, células, módulos), ha inaugurado recientemente la producción de silicio en los estados de Washington y Montana.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *