El problema energético alemán: la red de distribución para las energías renovables

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Alemania invierte en renovables. Dentro de unos años, será líder europeo en energía eólica y, también, en energía solar, superando a países donde es más propicio el desarrollo de esta tecnología, como Italia o España. Alemania apuesta por un futuro más sostenible, evitando emisiones de gases de efecto invernadero, creando empleo y activando la economía.

Alemania está llevando una correcta política energética y verá sus frutos en unos años. Pero ese desarrollo supone un problema que aún no ha resuelto: la falta de redes para distribuir esa energía limpia y renovable, lo que causa pérdida de energía. Un potente sistema… ineficiente.

Se calcula que la pérdida de energía en la red alemana procedente de sus parques eólicos situados en el norte del país ha aumentado hasta casi el 300%. En ocasiones, se detienen las aspas de los molinos. La red no soporta más energía, así que no vale la pena producirla.

Alemania perdió, en 2011, hasta 407 gigavatios por hora (GWh) sólo de energía eólica. El año anterior perdió 150 GWh. No es sólo una pérdida de energía y una falta de eficiencia. Se pierde dinero: la poca capacidad del sistema de distribución supone unos costes de entre 18 y 35 millones de euros, que, finalmente, pagan los consumidores (como ocurre con el polémico déficit de tarifa de España).

La solución es sencilla: construir nuevas redes de alta tensión para transportar la energía del norte al sur del país (aquí también, diferencia norte-sur). Pero, aunque sencilla, la solución es cara: hay que invertir entre 27.500 y 42.500 millones de euros.

Faltan más de 200.000 kilómetros en la red

Así, hasta 2030, se deben instalar entre 159.200 y 214.000 kilómetros de nuevas redes de baja, media y alta tensión para distribuir la energía eólica y solar que es capaz de generar el país. De nada sirve desarrollar las renovables si luego no se puede distribuir esa electricidad. Desarrollo racional y sostenible. También en el sector renovable.

El Ministerio de Economía alemán ha presentado, a este respecto, un borrador del plan para la construcción de nuevas redes de distribución de alta tensión. Se proyectan tres nuevas autopistas eléctricas que irían desde el norte hasta el sur del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *