Merkel rebajará los subsidios a las renovables

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El apagón nuclear de Alemania sigue yendo viento en popa, pero no del todo, y no precisamente porque se vaya a dejar en la estacada a los inversores y grandes consumidores de energías renovables (como ocurre aquí), sino porque la ciudadanía está harta de soportar el peso de la transición.

Así las cosas, la presión ciudadana ha puesto contra las cuerdas a Angela Merkel, obligándola a comprometerse a reducir el generosos sistema alemán de subsidios al sector de las energías limpias. No en vano, son muchos los alemanes cansados de pagar facturas más altas por derivarse al pequeño consumidor final de buena parte de los gastos generados por el paso a una energía verde, libre de nucleares.

En caso de ser reelegida en las elecciones de septiembre, Merkel ha afirmado que cederá, lo que significaría una significativa reducción del costo energético para los consumidores.

Un menor apoyo

Ello no impedirá que la política alemana siga en la misma línea de apostar por las energías renovables en detrimento de los combustibles fósiles y de las nucleares, si bien se espera un menoscabo para aquellas. Lógicamente, que la industria asuma una mayor parte de los gastos supondrá un cambio que, lógicamente, también podría afectar a su competitividad.


La intención de Merkel es modificar la ley de energía renovable de modo que pueda seguir progresándose, sin renunciarse a las primas, pero haciendo los cambios necesarios para no sufrir una debacle electoral. Es decir, las cosas serían muy diferentes para que “aquellos que reciben apoyos por la energía renovable a partir de ese momento participen en la expansión de la red, en el suministro de energía, en el almacenamiento y temas similares”, concluyó.

Con los sondeos favorables de cara a una posible victoria para su tercer mandato, quizás la canciller se viera obligada a abandonar a su actual socio de gobierno, el partido Libre Democrático, pro industria del carbón al tiempo que, junto con los Verdes, impulsa esta hercúlea transición.

2 comentarios

  1. Esto significa, a su vez, que cuanto menor sea el precio de mercado de la electricidad, por la entrada de energía renovables, la tasa de la EEG no dejará de aumentar. Las expansion de las renovables reduce un 3,5% costes anual, baja el precio del mercado, pero hace que EEG tax aumente, al menos Merkel no las castiga con recortes retroactivos. Los consumidores están subsidiando a la industria, comercializadoras y plantas convencionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *