El transporte público ahorra energía


Dentro de la Semana Europea de la Movilidad 2011, la Ministra de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino de España, Rosa Aguilar, ha animado a los ciudadanos a usar el transporte público, no sólo como un medio de combatir la alta contaminación de las grandes ciudades, sino también como un modo de ahorrar energía, de conseguir una mayor eficiencia energética en el sector del transporte.

El consumo energético de la Unión Europa es “tremendamente alarmante”, ha advertido la ministra. Sobre todo, en el sector del transporte. En 2010, la UE importó petróleo por valor de 210 billones de euros. Así mismo, una tercera parte del consumo energético de la Unión Europea lo consumió el transporte. Hay que invertir esta tendencia sin más demora, ha dicho la ministra Aguilar en presencia del ciclista Alberto Contador, que ha servido como reclamo a la Semana de la Movilidad.

Hay que utilizar sistemas alternativos al vehículo privado para desplazarse por la ciudad, como el transporte público, la bicicleta o, simplemente, caminar. En concreto, el uso del transporte público tiene un consumo cuatro veces menor que el uso del coche privado. Ahorro energético, menos contaminación, desarrollo sostenible, un futuro mejor, qué más razones se necesitan para dejar el coche aparcado en casa…

Por supuesto, también las administraciones y las empresas tienen su parte de responsabilidad. Sin una buena promoción de estos medios de transporte no contaminantes, sin las inversiones en las infraestructuras necesarias, sin un transporte público eficiente, rápido y barato, el ciudadano no se decidirá a dejar el coche en casa.

Este año se ha producido un récord de participación en España en la Semana Europea de la Movilidad, que ha contado con 772 entidades locales comprometidas con las actividades de la semana y 117 empresas, instituciones y organizaciones sociales. Lástima que, la mayoría de estas empresas e instituciones, sólo lo hagan por promocionarse y olviden todas estas buenas intenciones el resto del año.

Este evento anual tiene un ambicioso objetivo: disminuir en un 20% el consumo de energía primaria y las emisiones de gases de efecto invernadero, incrementando, además, en otro 20% el uso de las energías renovables, a partir de ahora y hasta el año 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *