Empieza la producción europea del Ford Focus Electric


Ford ha dado el pistoletazo de salida a la producción del nuevo Focus Electric en Europa, el primer coche totalmente eléctrico sin emisiones contaminantes que fabrica la multinacional.

La planta alemana de Saarlouis ha empezado a echar humo para que su máquina eco-amigable haga justo lo contrario cuando se ponga a rodar, gracias a las tecnologías que hacen posible esas cero emisiones de las que hace gala.

En concreto, el Ford Focus Electric tendrá una motor eléctrico con una potencia de 143 caballos, que le permitirán alcanzar los 136 kilómetros por hora, y además captura hasta el 95 por ciento de la energía cinética generada durante el frenado.

Tiempo de carga y autonomía

El cargador de este modelo es de 6,6 kW y se encuentra integrado, con una autonomía de conducción de hasta 100 ó 150 kilómetros con dos o tres y cuatro horas de recarga, respectivamente.

Barb Samardzich, vicepresidenta de Desarrollo de Producto de Ford Europa, se mostró satisfecha al afirmar que el coche tiene altas prestaciones y se dirige especialmente a un conductor tipo que no renuncia a moverse pero quiere ser respetuoso con el entorno. O lo que es lo mismo, en la jerga del comunicado oficial, caracterizado tanto por su necesidad de movilidad como por sus inquietudes ambientales.


Ha sido necesario invertir la friolera de 16 millones de euros para integrar la línea de producción del Focus de la versión eléctrica, que podrá comprarse en Europa a partir del próximo mes de agosto.

La gama de vehículos eléctricos de Ford sumará pronto un par de nuevas opciones con el C-MAX Energi, un híbrido enchufable, y el Mondeo Híbrido, que se unirá a la actual. Pero eso será más tarde. Hoy, al menos, todo el protagonismo es para el Focus Electric, el primer modelo de Ford propulsado completamente por electricidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *