Energía renovable, limpia y ética: elige la energía que llega a tu hogar


Quizá algunas personas quieran apoyar las renovables, pero no puedan instalar ningún sistema de energía limpia para su hogar. En otras palabras, no hay más remedio que comprar la electricidad a las distribuidoras de energía. El asunto es, entonces, ¿cómo saber de qué modo producen la energía que llega hasta cada hogar? ¿La producen con energía nuclear o con eólica? ¿El consumo energético del usuario es limpio o sucio?

Las grandes empresas energéticas de España (un oligopolio con mucho poder, no lo olvidemos) generan energía de todo tipo. Generan electricidad sucia a través de centrales térmicas que funcionan con carbón, pero también producen energía limpia y renovable a partir del Sol y el viento. Lo interesante sería que el consumidor tuviera la posibilidad de elegir el tipo de energía que llegue a su hogar.

Es lo que ha logrado Triodos Bank, la única banca ética que opera en España. Sus trece oficinas comerciales en España, así como la sede central, que se encuentra en Las Rozas (Madrid), utilizan electricidad procedente de fuentes renovables. Gesternova es la compañía que certifica la procedencia de esa energía, garantizada por un certificado de la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

Triodos Bank no hace otra cosas que seguir sus convicciones y ser consecuente con su política de empresa: apoyar proyectos ecológicos o socialmente responsables. Lograr que en todos sus edificios se consuma energía cien por cien limpia y renovable es predicar con el ejemplo. Las sucursales de otros países, como Países Bajos, Bélgica, Reino Unido y Alemania, usan sólo energía verde.

La energía limpia no es más cara

José María González, presidente de Gesternova, empresa que comercializa energía verde y limpia, indica que el consumidor particular no conoce este sistema. Hay que desterrar la idea de que la energía verde es más cara, señala. Contratar electricidad generada a partir de fuentes de energía renovable, ya sea a nivel particular o sea por parte de una empresa, es la manera que tiene el consumidor de presionar a las grandes empresas y a los gobiernos.

Si los consumidores reclaman fuentes de energía renovable para sus hogares y sus empresas, las compañías que la generan no tendrán otro remedio que producirla.

Claro que, para que para dar ese paso, lo primero es estar informado. Hay que impulsar la participación ciudadana, para la generación de energía limpia, para su uso eficiente y para que ejerza sus derechos como consumidor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *