España no aprovecha la biomasa


Las renovables generan empleo. Y dentro de éstas, en España, la biomasa puede ser el tipo de energía que más empleo produzca. Además, es una fuente de financiación para el mantenimiento de las masas forestales y ayuda a prevenir incendios.

Generar electricidad con biomasa es rentable en y para España. Con sólo cumplir los poco ambiciosos objetivos del PER (Plan de Energías Renovables), España dejaría de comprar casi 400 millones de euros en combustibles fósiles a otros países. La bioenergía crea entre 29 y 36 empleos por megavatio (MW) eléctrico instalado, aporta 2.000 euros por hectárea y año a los montes y contribuye a reducir el riesgo de incendios forestales. ¿Qué más razones necesitan los organismos públicos para apoyar este tipo de energía limpia y renovable?

La Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (AVEBIOM) ha presentado un documento que demuestra el error que supone aplicar la tasa del 4,5% a la producción de energía eléctrica con biomasa. El aprovechamiento energético de la biomasa forestal es, según esta asociación, la única alternativa para la generación de empleo a gran escala en España, ya que puede generar una actividad sostenible y anticíclica que ayudaría al mantenimiento del tejido productivo primario de miles de empresas de servicios forestales, ahora que otras actividades industriales como la fabricación de tablero o pasta de papel han reducido su actividad.

Entre 2005 y 2011, la generación eléctrica con biomasa se ha incrementado en 199 MW, a un ritmo de 33,16 MW/año, procedentes de 29 proyectos con un tamaño medio de casi 7 MW por instalación.

El coste total de las primas recibidas por generación eléctrica con biomasa nacional, en 2011, fue de 151,25 miles de euros. Es una de las ayudas más bajas de Europa. Calculando la media ponderada en función de los distintos tipos de biomasa, la prima en España es de 52,04 €/MWh, mientras que en el Reino Unido oscila entre 90 y 65 €/MWh. en Italia etre 230 y 80 €/MWh y en Francia entre 67 y 49 €/MWh.

La biomasa es una energía renovable totalmente gestionable, lo que significa que no necesita de un soporte de ciclos combinados de gas para poder garantizar su potencia. Por tanto, no genera sobrecoste al sistema.

Se espera un incremento de potencia instalada de tan sólo 9 MW entre 2011 y 2012. Esto supone un aumento de energía generada de 47 GWh. Son cifras muy bajas. Deloitte y la Comisión Nacional de la Energía (CNE) muestran la gran capacidad de creación de empleo que supone la valorización energética de la biomasa: entre 36 y 28,7 empleos por MW instalado. Además, estos empleos se crearían en zonas rurales, lo que contribuiría a fijar población en dichas áreas y a su desarrollo industrial.

1 comentario

  1. España dejaría de comprar casi 400 millones de euros en combustibles fósiles a otros países. La bioenergía crea entre 29 y 36 empleos por megavatio (MW) eléctrico instalado, aporta 2.000 euros por hectárea y año a los montes y contribuye a reducir el riesgo de incendios forestales. ¿Qué más razones necesitan los organismos públicos para apoyar este tipo de energía limpia y renovable?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *