Google invierte en CoolPlanetBioFuels

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


CoolPlanetBioFuels es una empresa con sede en California (Estados Unidos) que está desarrollando un innovador procesador térmico y mecánico de biomasa (astillas de madera, residuos de cosechas o cultivos no alimentarios de combustible) que produce gases de distintas características para mejorar el combustible de combustibles derivados del petróleo. La compañía también está desarrollando biocombustibles de muy alto rendimiento.

Uno de los inversores de esta joven empresa, siguiendo su histórica política medioambientalmente responsable, es Google. Así, la empresa tecnológica ha invertido en CoolPlanetBioFuels para poner en marcha nuevos proyectos de tecnologías innovadoras de energía renovable.

La inversión, que se suma a la realizada por otras empresas como North Bridge Venture Partners o GE Energy Financial Services, impulsará los esfuerzos de CoolPlanetBiofuels para producir biocombustible elaborado a partir de biomasa, tales como chips de hierba y madera, con el objetivo final de conseguir un combustible con una huella de carbono negativa.

La compañía ha creado una innovadora solución para uno de los mayores problemas del mundo, ha señalado Wesley Chan, socio de Google Ventures, el departamento de Google que financia proyectos externos. La tecnología busca una fuente de energía sostenible y renovable que, además, ayude a reducir la cantidad de carbono en la atmósfera.

Según CoolPlanetBiofuels, su tecnología de combustible N100 utiliza un revolucionario sistema que combina un sistema térmico y uno mecánico para convertir los cultivos no alimentarios en gas que se pueda utilizar, mediante procesos catalíticos, para producir un combustible adecuado para su uso en los vehículos convencionales.

Lo revolucionario del sistema es que recoge tanto carbono como gasta gasolina, así que, al final del proceso, la huella de carbono está equilibrada. El proceso de producción extrae el carbono sobrante y lo convierte en un producto que se puede usar para recuperar el suelo o, más sencillamente, se puede enterrar como carbón convencional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *