Greenpeace pide mucho más apoyo a las renovables y reducir emisiones

Renovables CO2
Las emisiones relacionadas con la energía tuvieron en un feliz periodo de estancamiento durante 2015. Por segundo año consecutivo, han dejado de avanzar, aunque el balance final de emisiones de CO2 sigue disparándose, nos advierte la organización ecologista Greenpeace.

Son datos agridulces, que proceden del último informe presentado por la Agencia Internacional de Energía (AIE), publicado recientemente, pues por un lado se reconoce que los gobiernos apoyan más las energías limpias, pero por otro el cómputo global de las emisiones de CO2 resultan descorazonadoras. No en vano, el pasado año fueron las más altas de la historia.

La contribución china

Los avances de China en lograr una menor dependencia del carbón han ayudado a mejorar las cifras. A su vez, se ha experimentado un avance importante en inversión en energías renovables en numerosos países, apunta el informe.

Estos impulsos son motivo de contento para la organización, pero dormirse en los laureles podría resultar nefasto. Pese a ser interesantes, básicamente, pecan de tímidos. Se necesita más, mucho más, y de forma urgente. A juicio de la organización, solo si se redoblan los esfuerzos con políticas nacionales que favorezcan las energías limpias se podrá revertir la tendencia general. Sobre todo, teniendo en cuenta la importancia capital que tiene de cara a frenar el cambio climático.

No basta con favorecer cada vez más las energías renovables desde instancias políticas. El objetivo debe ser ambicioso, dentro del contexto del acuerdo mundial vinculante al que se llegó hace apenas tres meses en la reunión parisina (COP21). “Los líderes mundiales necesitan ahora redoblar sus esfuerzos para asegurar que el aumento global de temperatura se mantenga dentro de los límites establecidos en el Acuerdo de París. Las soluciones técnicas y económicas están probando su eficacia. Falta la decisión política” dice Sara Pizzinato, responsable de la campaña de Energía de Greenpeace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *