Impulso del biodiésel europeo en España

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio de España quiere impulsar la producción de biodiésel europeo. Para ello, la Comisión Nacional de Energía (CNE), a instancias del Ministerio, ha emitido un informe en el que propone una serie de cambios para evitar posibles consecuencias negativas sobre el nivel de competencia y los precios sobre este tipo de carburantes.

Entre las conclusiones de este informe, se hace referencia a un posible procedimiento de asignación de cantidades de producción de biodiésel para el cómputo de los objetivos obligatorios de biocarburantes de los años 2011 y 2012. Según el comunicado de la propia CNE, en el informe se pone de manifiesto que la implantación de un procedimiento de asignación de cantidades de producción como el que se propone debe quedar supeditado a una adecuada y precisa regulación y a una eficaz supervisión para evitar las consecuencias que, sobre el nivel de competencia y precios, podría, teóricamente al menos, llevar aparejadas.

Con tal finalidad, en el citado informe se hacen diversas propuestas. Entre otras, que se incluya un nivel mínimo en la producción de biodiésel y se cree un mecanismo de exención parcial si las solicitudes no alcanzaran el nivel de oferta previsto. También se insta a reforzar el mecanismo de supervisión que ya está recogido en el proyecto, así como a concretar qué ocurrirá si se producen eventuales incumplimientos de la ley y la aclaración de los requisitos exigibles para solicitar determinada cantidad y los criterios de asignación.

El próximo paso será abrir un proceso de licitación en el que concurrirán todas las plantas que lo deseen en el ámbito europeo. El Ministerio asignará una capacidad de producción por cada una de ellas hasta un máximo de cinco millones de toneladas. Esta cantidad supera la demanda para garantizar la competencia y serán las únicas que servirán para cubrir los objetivos de 2011 y 2012 (que son del 5,9 y del 6%, respectivamente).

Para la CNE, es esencial acreditar que el biodiésel vendido proceda de una de las plantas a las que se haya asignado cantidad de producción. Una última consideración por parte de la CNE es la necesidad de introducir una mayor flexibilidad en el cumplimiento del objetivo global del ejercicio 2010.

En 2009, España fue el tercer máximo productor de biodiésel en Europa, con casi 900.000 toneladas, sólo por detrás de Alemania (más de 2,5 millones de toneladas) y Francia (casi 2 millones).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *