Inventan un sistema para hornos de panaderías que ahorra hasta un 80 por ciento en coste energético

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


H2O Renovables es el nombre de la empresa jienense que acaba de presentar un revolucionario sistema diseñado para que los hornos para panaderías puedan ahorrar la tremenda cifra del 80 por ciento de energía. Pero no sólo resulta más económico, porque, al menos según sus creadores, consigue una cocción más homogénea y, por ende, unos productos de mayor calidad.

El innovador sistema sustituye el convencional quemador de gasoil por uno de biomasa en los hornos de carro rotativo, según indican sus responsables. Además, es pionero en Europa, pues supone grandes ventajas con respecto a los hornos de carro rotativo, los más comunes en el sector panadero para la fabricación de pan precocido.

El nuevo sistema se ha presentado en un acto celebrado en la sede del Centro Tecnológico de la Cerámica (Innovarcilla), al que han acudido representantes municipales de Bailén, sede de H2 Renovable, así como de la Junta de Andalucía, sin olvidar al inventor, Salvador Roque, gerente de la empresa.

Pellets como biocombustible

El ahorro energético se consigue gracias al menor coste de los pellets -virutas hechas con residuos triturados procedentes de limpiezas forestales e industrias madereras- que se utilizan como combustible en sustitución de los combustibles fósiles, cuyo precio es muy superior. Asímismo, las cenizas son aprovechables como abono para la agricultura, por lo que producida en grandes cantidades podría comercializarse para aumentar los beneficios obtenidos.

Actualmente, el sistema funciona de forma experimental en cuatro hornos de la panadería Hornipan Rangel de Bailén, y el ahorro conseguido oscila entre el 60 y el 80 por ciento, y para una fabricación diaria de cerca de 40.000 panes precocidos. Por lo demás, los panaderos encargados han valorado muy positivamente la calidad del producto obtenido. El tiempo de amortización, por otra parte, se estima en torno a un año de funcionamiento.

2 comentarios

  1. Coño no confundáis a los lectores con titulares incorrectos…

    No hay ningún ahorro energético, el pan utiliza la misma cantidad de calor para hacerse. Otra cosa es que la biomasa salga más barata que el gas y se consiga así un ahorro ECONÓMICO (que habría que analizarlo, en función del coste por kilo, y el poder calorífico).

    Otra cosa es que insinuéis el “ahorro ecológico” al no consumir recursos no renovables como lo es el gas, pero el título sigue pareciéndome demagogia pura…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *