La injusticia de la energía solar


Mientras se celebra la Cumbre de Durban, en la que los países no están llegando a ningún acuerdo vinculante para mitigar el cambio climático, en la que, en vez de impulsar el desarrollo de las energías limpias se seguirá apostando por el uso del carbón, expertos avisan de que el problema será de ida y vuelta. Es decir, que el (poco) uso de las energías renovables afectará al cambio climático, pero éste también afectará a las energías limpias, sobre todo, a la solar.

Aunque no sólo afectaŕa a la solar. Por ejemplo, las centrales nucleares necesitan agua fría para su refrigeración. O la apertura de nuevas reservas de combustibles fósiles en el Ártico producirá un deshielo aún más rápido en las regiones polares. Todo el asunto es un bola de nieve rodando montaña abajo y cada vez más difícil de detener, ya que se está haciendo más y más grande.

En particular, las tecnologías solares se verán afectadas por el calentamiento global durante las próximas décadas. Además, como ocurre a menudo, los países beneficiados serán los ricos, ya que, según las predicciones de los expertos, el potencial para el desarrollo de la energía solar en regiones como Europa se incrementará. Sin embargo, en otras zonas del planeta, ese potencial disminuirá.

Esta investigación ha sido elaborada por un equipo de la Universidad de Leeds (Reino Unido), que ha analizado las consecuencias de un escenario de calentamiento medio global de la temperatura y la luz solar en diferentes regiones. A partir de esos datos, los investigadores calcularon los cambios que sufrirían las dos principales tecnologías de energía solar: la fotovoltaica (FV), que usa semiconductores para convertir la luz solar directamente en electricidad, y la energía solar concentrada (CSP), que utiliza espejos para enfocar la luz solar en un área pequeña, de generación de calor, para que luego pueda ser convertida en energía.

Alemania es la mejor parada según el estudio. Si ya es líder en energía solar en Europa, en el futuro, lo podrá seguir siendo. El potencial de Alemania para la CSP se incrementará en un 10%. El Reino Unido también obtendrá un pequeño aumento en el potencial de ambas tecnologías. En cambio, otros países que ahora son adecuados para este tipo de energía, como Arabia Saudita y la región suroeste de Estados Unidos, podrían ser perjudicados por la evolución del cambio climático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *